'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La Legión emociona en el traslado del Cristo de la Buena Muerte

La procesión del Cristo de la Buena Muerte es una de las más populares de la Semana Santa de Málaga, debido al papel que desempeña la Legión en el traslado y custodia de la imagen.

Miles de personas han asistido este Jueves Santo en Málaga al desembarco de la compañía de honores de la X Bandera del Tercio Alejandro Farnesio, IV de La Legión, y al traslado del Cristo de la Buena Muerte -conocido como el Cristo de Mena- a su trono procesional.


Se trata de una tradición que el cuerpo militar realiza cada Jueves Santo prácticamente desde su fundación y que congrega a un gran número de malagueños y visitantes en la plaza de Fray Alonso de Santo Tomás, donde se produce el punto álgido previo a la estación de penitencia.


La jornada se ha iniciado a las 10:30 horas con la llegada de las tropas al puerto, desde el buque de la Armada «Contramaestre Casado», al mando del capitán de corbeta Luis Vázquez Quintanilla.
Una vez en tierra y después de pasar revista, las tropas se han dirigido a pie hasta la iglesia de Santo Domingo para después trasladar la imagen del Cristo de la Buena Muerte hasta la casa hermandad.
En la plaza Fray Alonso de Santo Tomás aguardaban, entre otros, la ministra de defensa, María Dolores de Cospedal, que ha presidido el acto, y ha estado acompañada de los ministros de Interior, Juan Ignacio Zoido; de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, así como el titular de Interior y Justicia, Rafael Catalá.
Los legionarios han portado el crucificado sobre sus hombros y a mano alzada han entonado el ‘Novio de la Muerte’.


Seguidamente, un sacerdote ha leído una oración, y se ha llevado a cabo el homenaje a los caídos con los acordes del toque de oración, mientras los gastadores han alzado al Cristo y con los guiones legionarios inclinados hacia la imagen, se le ha rendido honores al protector oficial de la Legión.
Por último, los legionarios se han dirigido desfilando hacia el interior de la casa hermandad para depositar el Crucificado a los sones de la marcha procesional «Cristo de La Legión», de Eloy García, que ha sido interpretada por la banda de música de la Brigada de la Legión ‘Rey Alfonso XIII’.
Como colofón al acto, y una vez haya sido entronizado el Cristo, la compañía de honores, la banda de guerra y música de la Legión han abandonado la plaza desfilando, después de cantar el himno del cuerpo y enunciar parte del credo legionario.


Fiel a la tradición, la Legión acompañará esta tarde en desfile procesional a los titulares de la Cofradía de Mena, el Cristo de la Buena Muerte y Ánimas y Nuestra Señora de la Soledad.
La imagen del Cristo de la Buena Muerte fue tallada por Francisco Palma Burgos en 1942 y restaurada en 2001, y sustituye a la anterior, que se perdió en 1931 y correspondía al imaginero Pedro de Mena.
La Congregación se fundó en 1915 tras la fusión de la Cofradía del Cristo de la Buena Muerte, que fue creada en el siglo XIX y de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad, de la que se tienen referencias de 1579.
La Legión se vinculó definitivamente a la Congregación del Cristo de Mena en 1921, que fue reconocido como su protector por las autoridades militares siete años después.

Leer más…

Varón flagelado, coronado de espinas, crucificado y alanceado

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter