«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
NO LE GUSTA EL NOMBRAMIENTO DE CAMPO COMO MAGISTRADO DEL TC

Felipe González critica la supresión de la sedición: no es homologable a «ninguna» normativa europea

El expresidente del Gobierno Felipe González y el actual presidente, Pedro Sánchez. Europa Press.

El expresidente del Gobierno Felipe González ha rechazado este viernes que se tipifique como desórdenes públicos el golpe de Estado acontecido en Cataluña en 2017 ―delito con el que el Gobierno va a sustituir a la sedición― y ha asegurado que la tipificación «no tiene comparación con ninguna normativa europea».

«Si han pretendido tipificar lo que ocurrió en Cataluña, la tipificación ni se ajusta a la realidad ni tiene comparación con ninguna normativa europea«, ha asegurado en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press. «Lo que digo es que la norma que conozco no es homologable con Europa si trata de tipificar los comportamientos de septiembre de 2017 en Barcelona», ha aclarado.

Felipe González ha señalado que, si uno repasa todos los ordenamientos jurídicos, «desórdenes públicos es ocupar una estación de ferrocarril«. «No es lo mismo el desorden público, la gente que se mueve en la calle, que las autoridades lleven al Parlamento leyes de desconexión», ha enfatizado el expresidente socialista.

Preguntado acerca de si considera, tal y como apunta el presidente de Aragón, Javier Lambán, que hay una deriva en la que el País Vasco está desconectado y Cataluña va en camino, Felipe González dice que «hay menos tensión que en 2017 sin duda«, pero no se puede saber si el problema está «más cerca o más lejos de resolverse». Eso sí, ha añadido que «a pesar de la verbalización que hacen los grupos independentistas en Cataluña» hoy en día «están mucho más lejos de sus objetivos que en septiembre de 2017″.

Sobre el bloqueo del Poder Judicial, Felipe González ha aprovechado para pedir a los actores fundamentales que «respeten y hagan respetar» la Constitución Española. «Para hacerla respetar, primero la tienen que respetar», ha afeado a los partidos implicados en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En concreto, sobre si trató de convencer al líder del PP, Alberto Núñez Feijoo, de llegar a un acuerdo, el expresidente ha asegurado que «ha hablado con todos«. «Con todos», ha enfatizado el socialista, que cuenta que todos le han dicho que «se renueva ya». «Me parece de una grave responsabilidad que tengamos durante cuatro años al CGPJ en ‘stand by’. Imagínese que un Gobierno decide que no va a convocar elecciones porque no ve las condiciones», ha apostillado.

Por último, en relación con los nombramientos del Gobierno para renovar el Tribunal Constitucional, el socialista ha admitido que «personalmente» no le gusta que se haya elegido como magistrado al exministro de Justicia Juan Carlos Campo. «Pero no quiebra ninguna norma ética», ha afirmado a continuación.

+ en
.
Fondo newsletter