'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Intervenida una residencia por falta de recursos para ancianos en Barcelona

Un anciano lee un libro en una residencia de Madrid.

El departamento de Salud de la Generalitat ha intervenido la residencia geriátrica Mossèn Vidal i Aunós de Barcelona ante «la falta de recursos» por parte de la entidad gestora, Eulen, para atender a los ancianos que se encuentran en la misma y a los que van a volver al centro tras su hospitalización por coronavirus.

Con esta residencia son once los centros que ha decidido intervenir la Generalitat desde el inicio de la pandemia en Cataluña y, su gestión se ha encargado a la Fundación Vella Terra.

El centro, ubicado en el distrito de Sants-Monjuïc de Barcelona, está actualmente al 52,6 % de su capacidad, ya que una parte importante de su centenar de residentes han tenido que ser derivados a centros hospitalarios por estar enfermos de COVID-19.

«Ante el inminente retorno de los pacientes hospitalizados al centro y ante la falta de recursos por parte de la entidad gestora actual para atender este nuevo volumen de personas, sobre todo a nivel de personal, se ha decidido intervenir y encargar la gestión a la Fundación Vella Terra», ha informado el departamento de Salud.

Según la portavoz de la Coordinadora de familiares de ancianos 5+1, María José Carcelén, en esta residencia han fallecido 21 ancianos por el coronavirus.

El día 6 de abril había 50 personas positivas en este centro y tres en el hospital y, desde esa fecha, se han infectado al menos otros 28 residentes más.

También hay personal enfermo, unas diez personas, y no se ha completado la realización de test a toda la plantilla a día de hoy, ha asegurado Carcelén.

Por otra parte, la inspección de servicios sociales del departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, de la que dependían hasta mediados de abril las residencias geriátricas, abrió un expediente a mediados del pasado mes de marzo al equipo directivo y a la entidad gestora de esta residencia, Eulen, tras conocerse la detención de dos cuidadores.

Los dos cuidadores están acusados de abusar sexualmente y agredir físicamente a una mujer de 81 años enferma de Alzheimer.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter