El juicio de los ERE, crónica del silencio político y mediático

El PSOE intenta pasar de puntillas después de que arrancara el juicio de los ERE. Robles dice que tanto Chaves y Griñán ‘son un ejemplo’.

¿Recuerdan cuando entró en prisión Francisco Granados, número dos de la Comunidad de Madrid, acusado de ser el presunto cabecilla de la trama Púnica? ¿Y cuando ingresó Ignacio González? La expectación mediática fue máxima. Especiales informativos en medios de comunicación, reacciones de todos los partidos políticos en contra del Partido Popular y reproches constantes hacia Mariano Rajoy por la (siempre presunta) corrupción de su partido.

Pero parece que las tornas han cambiado después de que este miércoles arrancara el juicio en la Audiencia de Sevilla por el caso de los ERE. Una trama que ha sentado en el banquillo no sólo a los expresidentes socialistas de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñan, sino también a todos sus consejeros.

El juicio arrancaba justo el día en el que se celebraba la última sesión de control en el Congreso en la que el PSOE cargaba contra el Ejecutivo por su falta de compromiso y en la que Podemos volvía a echarles en cara sus casos de corrupción. Pero ni un ‘mea culpa’ por parte de la bancada socialista ni ningún reproche por parte del resto de los partidos de la oposición (alguna ventaja tiene que tener haber perdido las elecciones y no estar al frente del Ejecutivo).

La única referencia explícita que se hizo fue a cargo de la portavoz socialista, Margarita Robles, en los pasillos minutos antes de entrar en el hemiciclo. La diputada aseguró que tanto Chaves como Griñán “son un ejemplo” para todos aquellos que no han asumido responsabilidades políticas después de verse implicados en casos de corrupción. Hasta Albert Rivera se congratuló al advertir que por fin los acusados estaban “en los juzgados y no en los escaños”. 

Sin embargo, los usuarios en redes sociales ya empezaban a encontrar las diferencias a la hora de informar sobre los casos de corrupción que golpean a uno y a otro partido…

Llama la atención, sobre todo tras conocerse la cuantía a la que asciende el presunto fraude que se llevó a cabo desde la Junta de Andalucía, -la Fiscalía señala que, en el caso de los ERE, el fraude fue de 741 millones aunque otros representantes políticos no dudan en aumentar de forma considerable la cantidad de dinero defraudado-, con respecto a otros casos de corrupción, tal y como adelantó La Gaceta en el siguiente gráfico:

Porque si al PP le ha salpicado el caso Gürtel, la operación Púnica o el caso Bárcenas, -entre muchos otros-, al PSOE le persiguen el caso de los ERE, el fraude de los cursos de formación, la operación Astapa o la Operación Campeon.

El panorama cambia, y mucho, en Andalucía

Los partidos de la oposición, -Podemos, Ciudadanos y PP-, no dudan en cargar contra la gestión de los socialistas en la Junta y dedicar sus intervenciones en los medios de comunicación a cuestionar la labor de los socialistas en el gobierno autonómico. El Partido Popular ha querido echar en cara al PSOE la trama en un nuevo ejemplo de ‘y tú más’.

También Podemos en Andalucía, formación que no ha dudado en cuestionar la gestión de Susana Díaz haciendo un repaso al informe de Chaves y Griñán.

El juicio continúa con los argumentos de las defensas

Este jueves se celebra la segunda sesión del juicio sobre la pieza política con la lectura de los escritos de las defensas.

Leer Más…

Las mayores tramas de corrupción del PP y PSOE

Deja una respuesta