«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Begoña Gómez ha sido puesta en condición de investigada sin ser aún llamada a declarar

La Audiencia Provincial ve «indicios objetivos» de que Begoña Gómez medió en favor de Barrabés

Pedro Sánchez y Begoña Gómez. Europa Press

La Audiencia Provincial de Madrid ha decidido respaldar la decisión del juez Juan Carlos Peinado de investigar a Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por presuntos delitos de tráfico de influencias y corrupción en los negocios. Pese a que desde la izquierda tratan de caricaturizar la denuncia de Manos Limpias insistiendo en que se basa en noticias de prensa, la Sección 23 de la Audiencia aprecia suficientes indicios objetivos para legitimar el inicio de la investigación.

El tribunal ha desestimado por unanimidad el recurso de la Fiscalía contra la apertura de diligencias previas, en las que Gómez ha sido puesta en condición de investigada sin ser aún llamada a declarar. La Audiencia critica con dureza la postura del fiscal, señalando que su intento de impedir toda investigación en delitos de tráfico de influencias es «inusual» y podría crear «lagunas de impunidad».

El auto judicial subraya que al inicio de una investigación basta con una sospecha fundada en datos objetivos y verificables. Si las investigaciones posteriores no corroboran la hipótesis inicial, se procederá al archivo del caso. En el caso de Gómez, se investiga si pudo haber utilizado su condición de esposa del presidente para influir en la adjudicación de contratos públicos a determinadas empresas que, a su vez, podrían haberle proporcionado beneficios en su carrera profesional.

Esa denuncia, fue registrada por su presidente Miguel Bernad el pasado 9 de abril y en ella sostenía que Begoña Gómez, «prevaliéndose de su estatus personal, esposa del presidente del Gobierno de España, ha venido recomendando o avalando por carta de recomendación con su firma a empresarios que se presentaban a licitaciones públicas».

Desde el sindicato aseguraban que uno de los empresarios «beneficiados por esas recomendaciones o avales» de Gómez es Carlos Barrabés, y que al mismo se le habrían adjudicado licitaciones públicas por valor de 10 millones de euros. «Este empresario además montó el Máster de Transformación Social Competitiva de la denunciada», sostenían, y añadían que la cátedra de Begoña Gómez fichó además como profesor asociado a ese empresario.

+ en
.
Fondo newsletter