«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Lo que no se escuchará en los discursos de la Pascual Militar

Esta asociación denuncia que en vez de celebrarse un acto de reconocimiento, crítica y expectativas, los discursos serán triunfalistas, con contenidos ‘irreales’.

La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) mayoritaria en las Fuerzas Armadas, ha pedido este viernes a los diversos protagonistas del acto de la Pascua Militar huir de discursos triunfalistas, reconocer los verdaderos problemas de las Fuerzas Armadas y de sus componentes y explicar cómo se van a acometer las reformas necesarias para paliarlos y resolverlos.
A la AUME le gustaría que este sábado se reconociera públicamente la situación de miles de militares temporales que están abandonado los Ejércitos y la Armada por cumplir 45 años, sin que se les haya titulado, reconocido su experiencia, formado y apoyado, y sin que se haya resuelto el problema que supone la pérdida de estos profesionales para muchas unidades de las Fuerzas Armadas, «cuya operatividad y eficacia puede quedar seriamente cuestionada».
Indica que es necesario reconocer que la trayectoria del militar languidece y que la carrera militar comienza a resultar un espacio yermo para los militares de carrera, e insta a aplicar de una medidas urgentes.
También desea que se explique cómo se va a garantizar el derecho a la conciliación al que también han de tener acceso pleno los militares. Y remacha que resulta flagrante el “incumplimiento de la promesa de una ley integral de movilidad que ayude a paliar las dificultades de los militares y sus familias que tienen que desplazarse debido a los muy frecuentes cambios de destino”.
La AUME hace hincapié en que los discursos tampoco pueden dejar de tratar la que sufren y padecen los militares”, y apunta que la “brecha salarial que cada día que pasa es más profunda en relación con otros servidores del Estado”.
Además, pide que se hagan referencias explicitas a la profundización en el marco de derechos fundamentales de los militares, que “todavía está por desarrollar y por lograr su plena efectividad”, y destaca, por ejemplo, el pleno desarrollo del asociacionismo, así como la “situación insostenible de la jurisdicción militar, que no se ha homologado con los demás órdenes jurisdiccionales”.

Lo que no se abordará

No obstante, la AUME ha augurado que esta nueva Pascua Militar tendrá su celebración bajo la característica principal de “lo arcaico y de lo trasnochado”. En este sentido, en esta asociación consideran “un despropósito y toda una declaración de intenciones” que en la Pascua Militar no haya representación de los nuevos actores, como son el asociacionismo profesional, los representantes asociativos, el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, y del Observatorio de la Vida Militar.
La AUME se teme que “si las formas serán obsoletas», los contenidos sean «irreales”, y por ello este viernes ha desgranado lo que, a su juicio, no se abordará en los discursos, pese a su importancia.
Esta asociación afirma que nada se escuchará sobre la “asunción y reconocimiento de responsabilidades políticas y morales por la bochornosa gestión del accidente del YAK 42, ahora que hemos conocido el dictamen del Consejo de Estado”.
Otro asunto que no cree que se trate es “la solución a la situación de los militares temporales que llegan a los 45 años y tienen que abandonar las Fuerzas Armadas”, así como “la enorme preocupación por los desmoralizados militares que se ven sin expectativas en su carrera debido a los torticeros e injustos sistemas de promoción y ascenso”.
Tampoco confía en que se hablase “la falta de calidad en el régimen de vida en los acuartelamientos, en cuanto a servicios, instalaciones, puestos de trabajo, asunción de tareas por desaparición de servicios externalizados”.
Esta asociación hace hincapié en que “la Pascua Militar ha de ser una oportunidad para escuchar en qué situación están las Fuerzas Armadas, sus miembros y qué futuro les espera”. “Lo demás será una nueva oportunidad perdida para dignificar a los militares, a sus familias y para afianzar la conexión con la ciudadanía, desde la traslación de la imagen fiel y desde la transparencia, el conocimiento y la participación”, sentencia.
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter