PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Madrid busca alternativas al estado de alarma que propone el Gobierno de Sánchez

organizacion_inversor

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el vicepresidente regional, Ignacio Aguado; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y los consejeros de Justicia, Enrique López, y de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, mantienen esta mañana una reunión en la sede del Gobierno regional.

En la reunión estudiarán una propuesta «alternativa» al estado de alarma que prevé decretar el Gobierno en la Comunidad de Madrid para tratar de contener la expansión del coronavirus, según fuentes del Ejecutivo madrileño.

Sánchez ha convocado para este viernes un Consejo de Ministros extraordinario para decretar el estado de alarma en Madrid, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid haya rechazado las restricciones a la movilidad decretadas por Sanidad en diez municipios, incluida la capital.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso está «perplejo» ante el ultimátum que ha dado el Ejecutivo de Sánchez, que decretará el estado de alarma si ambas administraciones no alcanzan un acuerdo este viernes, según ha señalado el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, en una entrevista con Onda Madrid.

La Consejería de Sanidad aún estudia qué alternativas envía al Ejecutivo de Sánchez, aunque Madrid “sigue apostando por sus medidas”, confinamientos selectivos “en zonas de alto impacto” que han permitido que la situación “esté cambiando”.

Madrid se compromete a ser responsable y buscar un acuerdo, aunque es palpable el enfado con el Gobierno regional después de que Moncloa informase a la prensa este jueves de las opciones dadas a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, quien pidió tiempo. “Estoy perplejo, perplejo”, ha afirmado el exmagistrado.

En una conversación telefónica, Sánchez puso sobre la mesa tres alternativas: Que la Comunidad dicte una orden con las medidas especiales, que solicite la declaración del estado de alarma para que sea el Gobierno -«conjuntamente con la Comunidad de Madrid», subrayan las fuentes- quien lo declare y ratifique las medidas en cuestión, o que el Ejecutivo sea quien tome directamente la decisión de declarar la alarma.

López ha pedido que Sánchez “supere el varapalo judicial” al no ratificar ayer el Tribunal Superior de Justicia de Madrid las restricciones de movilidad que entraron en vigor el 2 de octubre en diez municipios madrileños, incluida la capital.

“Esas frases de ya lo dije, no me gustan, pero ya lo dije”, ha apuntado el consejero madrileño, para quien “pareciera que lo que se quiere es proteger a España de Madrid y no a los madrileños”.

El Gobierno de Ayuso defiende que sus medidas funcionan, porque la región ha pasado de englobar una tercera parte de los contagios a una cuarta, se reduce la ocupación en las UCI y los hospitales y se están cerrando salas exclusivas para Covid. Además, aluden a los confinamientos selectivos de Nueva York, asegurando que no estarán «tan desencaminados».

Para Madrid, un estado de alarma supondría que “el Gobierno (de Sánchez) asume el fracaso de su gestión” porque “tuvo que haber cambiado la ley”, como prometió y como propuso el Partido Popular “y no lo hizo”.

El PP culpa a Sánchez del escenario de Madrid y exige reformar la ley

El PP ha culpado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del escenario en la Comunidad de Madrid, donde se decretará el estado de alarma si no hay acuerdo entre administraciones, y exige que se reforme la ley de salud pública.

“Casado pidió en abril a Sánchez que reformara esa ley para dar certidumbre política a las administraciones y el presidente Sánchez hizo caso omiso, es más, en la quinta prórroga pactó con Ciudadanos que iba a cambiar las leyes. No lo hizo”, ha afirmado el secretario de Justicia del PP, Enrique López.

Después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid no ratificase ayer el confinamiento perimetral de diez municipios madrileños, incluida la capital, López ha recordado que el PP registró una propuesta articulada para reformar la ley el pasado mes de agosto. “Y hasta hoy”.

En el texto propuesto por los ‘populares’ “aparece por ejemplo la potestad de las comunidades autónomas de poder limitar el derecho a circulación por su territorio por motivos de salud pública sin previo control judicial y sometida a la posterior revisión de los jueces”, ha detallado López en una entrevista con Onda Madrid.

Y ha defendido que “estamos en este lío de nuevo porque Sánchez ha querido”: “Quien ha decidido que no se pueda restringir sobre la base del ministro han sido los jueces, no el gobierno de la Comunidad de Madrid, no el PP ni Ciudadanos”, ha apostillado en una entrevista con Antena 3.

El también consejero madrileño de Justicia ha pedido frenar “la lucha del relato” y hacer bien las cosas cambiando la ley, un trámite que se podría completar en 15 días. Además, ha apuntado que son los jueces los que han abroncado al Ejecutivo por ser “inactivo” no cambiando la ley.

“Alemania cambió la ley en marzo de 2020, esa es la diferencia entre Merkel y Pedro Sánchez”, ha recalcado.

Almeida dice que Sánchez «linda con el autoritarismo» por imponer medidas

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha criticado este viernes la «imposición total y absoluta» de medidas contra el coronavirus que pretende hacer en Madrid el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de quien ha dicho que «linda peligrosamente con el autoritarismo».

En una entrevista con COPE, el también portavoz nacional del PP ha opinado que la declaración del estado de alarma en Madrid sería «una respuesta desproporcionada» y una reacción «improvisada y chapucera» al rechazo, por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), de las restricciones de movilidad activadas desde el pasado viernes en la capital y otros nueve municipios madrileños.

«Al margen del cauce formal (…) lo que Pedro Sánchez no permite en ningún caso en que no sean las medidas que él impone», ha protestado Almeida, quien ha defendido que «las medidas adoptadas por la Comunidad de Madrid hace dos semanas», que afectaban a 45 áreas sanitarias, «están frenando la expansión» del coronavirus.

Y ha alegado que debido al cambio de modelo impuesto por el Ministerio de Sanidad, mediante el cual se confinaban perimetralmente municipios enteros en vez de determinados barrios, esta semana «ha aumentado la movilidad interna» dentro de la capital.

Almeida, que esta misma mañana se ha reunido con Ayuso en la sede del Ejecutivo autonómico, ha sostenido que Sánchez «no se atrevería» a plantear el estado de alarma en otra región, y cree que su actuación responde a «un ejercicio de soberbia política» y a sentirse «frustrado» por «no poder apuntarse la medalla» de la mejoría de los datos epidemiológicos de Madrid.

Al alcalde le quedan «pocas dudas» sobre el «ánimo político» de Sánchez contra Madrid, al entender que «se ha superpuesto una decisión política» por encima de «criterios técnicos y científicos», y tiene «la sensación de que los madrileños pagan el cabreo por el revés judicial».

Deja una respuesta