'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Movilizaciones contra la huelga del 8-M: 'Soy mujer y no me representa'

Miles de mujeres muestran su oposición a la huelga ‘politizada’ del próximo día 8 y aseguran que se sienten en «igualdad» de condiciones -en derechos y deberes- respecto a los hombres.


Miles de mujeres valientes que han mostrado estos días en las redes sociales su intención de no hacer huelga el próximo 8 de marzo, Día de la Mujer. La cantante Luz Casal ha manifestado que «tiene que trabajar», la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha asegurado que la huelga «esconde cuestiones ideológicas» y la periodista Cristina Seguí que «el feminismo del 8M es a la mujer y a su progreso lo que un carterista es a cartera».
Por otra parte, la portavoz de Libres e Iguales, Cayetana Álvarez de Toledo, ha tildado el paro de «disparate» y ha aseverado que el argumentario le parece «delirante». «No quiero que hablen en mi nombre. No nacemos víctimas. No todos los hombres son agresores y violadores en potencia. No quiero que me traten como menor de edad», ha añadido.
Estas son algunas de las mujeres que se oponen a una huelga en la que se pide aborto libre y gratuito, y se llama a abandonar los cuidados y no dar de comer a los bebés, no cuidar a los enfermos y no acudir a los institutos o universidades a realizar exámenes.
En este sentido, critican que pese a que las feministas dicen representar a todas las mujeres, sin excepción, aseguran que son «un movimiento que planta cara al orden patriarcal, racista, capitalista y depredador con el medio ambiente (…) aboga por el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, la justicia social, la vivienda, la salud, la educación, la soberanía alimentaria y la laicidad, y es (…) antimilitarista y contrario a las guerras, las fronteras y los Estados autoritarios y represores que imponen leyes mordaza y criminalizan la protesta».
Discrepan en algunos de los motivos, pero comparten el fin: no respaldan los propósitos de una huelga politizada por la extrema izquierda. Consideran que «no les representa» y que se sienten en «igualdad» de condiciones -en derechos y deberes- respecto a los hombres. «No creo en un feminismo que no incluye a los hombres y que se preocupa por las mujeres de Hollywood, pero olvida a las de Arabia Saudí», ha declarado una internauta.
A continuación, algunos de sus testimonios y razones para no apoyar el paro:


Leer más…
La diócesis de Alcalá explica la verdadera naturaleza de la huelga feminista

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter