«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
TRAS HABER PERMITIDO QUE LOS DIPUTADOS DE SU AUTONOMÍA REFRENDARAN LOS PACTOS CON LOS SEPARATISTAS

Page repite que «levantará la voz» en el PSOE para que no hablen sólo «los que quieren romper la Constitución»

Emiliano García-Page. Europa Press.
Emiliano García-Page. Europa Press.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado que ha «levantado la voz» en su discurso de fin de año para «que no hablen solo aquellos que quieren torpedear o romper nuestra Constitución» y ha defendido su deseo por «una España más igual y más cohesionada».

García-Page también ha aprovechado su mensaje para dar las gracias por otorgarle «una enorme confianza» en las pasadas elecciones autonómicas del mes de mayo, que le sirve «como un estímulo» y le da «una fuerza inmensa» para «defender a Castilla-La Mancha y sus intereses y levantar la voz en nombre de la región en el contexto nacional».

«Para que no hablen solo aquellos que quieren torpedear o romper nuestra Constitución, nuestro sistema de convivencias y sobre todo el motivo por el que estoy militando en la política desde niño, que es el ansia de igualdad, el deseo de una España más igual, más cohesionada», ha proseguido.

El presidente ha asegurado que Castilla-La Mancha «representa fielmente el espíritu de la Constitución del 78» y por tanto «tiene el mismo derecho que las demás a expresarse, a decir lo que pensamos y, sobre todo, a defender lo que nos da sentido, que es España, la idea que tenemos del país, la Constitución».

«Y yo sé que el año 2024, como seguramente en este que acabamos de terminar, me va a tocar a mí, y no solo yo, a mucha más gente, defender. Defender con fuerza nuestros propios derechos, los derechos que tenemos como españoles, los derechos de los ciudadanos de mi tierra, derechos que algunos quieren literalmente vulnerar».

García-Page ha recordado que en España hay «algunas posiciones muy radicales que buscan arañar la Constitución», ante las que «habrá que decir alto y claro que si es verdad que la Constitución ampara una España plural, la diversidad y riqueza impide por completo los privilegios».

Ha finalizado el año destacando que en este 2023 la región ha avanzado «un poco más de lo acostumbrado y un poco más del resto», manifestando que su «propósito fundamental» para el 2024 es continuar en esa senda. Segun ha dicho, Castilla-La Mancha «hoy goza de estabilidad» y está creciendo «incluso por encima de lo que crecen otras comunidades».

«Hoy tengo que decir con orgullo, pero un orgullo que es compartido con toda la gente, que hoy tenemos una sanidad que ya la quisieran para sí otras autonomías; que tenemos un sistema educativo accesible, universal, público, enormemente deseado en otras regiones; que tenemos un sistema de pensiones, de prestaciones sociales y, por supuesto, también de dependencia, que va a la cabeza en el conjunto de España», ha desgranado.

Asimismo, también ha hecho hincapié en «otras cifras importantes» como el empleo, en los que la Comunidad Autónoma «siempre» ha «estado lejos de la media española», apuntando que la región acaba el año con un 11% de paro, mientras que hace 10 años estaba en el 31%. «Y lo más relevante es que acabamos en la media del conjunto de España. Es la primera vez que estamos, igual que el resto de los españoles, en esta cifra tan importante», ha apostillado.

Esto quiere decir, a su juicio, que «la estabilidad, la certidumbre, el saber lo que somos, el saber lo que queremos» y el trabajar «con diálogo pero al mismo tiempo con firmeza» es la «clave» para que acudan más empresas a la región y las que ya están quieran seguir creciendo.

En esta punto, ha insistido en que crecer «es determinante» para luego poder «invertir esa riqueza en sanidad, en educación, en dependencia, en más oportunidades».

El presidente castellanomanchego ha concluido su discurso deseado para España «lo que hemos conseguido tener en Castilla-La Mancha», ante unos momentos «difíciles» en la política nacional, con «mucho ruido, excesivo frentismo, mucho maniqueísmo y una falta absoluta de grandes consensos».

+ en
.
Fondo newsletter