Para atajar la competencia fiscal desleal la CE usará el fondo de recuperación

Unión Europea

La Comisión Europea (CE) afirmó este jueves que utilizará el fondo de recuperación tras la pandemia para empujar a algunos Estados de la Unión Europea a poner fin a las prácticas fiscales con las que permiten a las multinacionales reducir al mínimo su factura tributaria en la Unión.

“El problema de la planificación agresiva es algo que tenemos que abordar a través de nuestra estrategia de recuperación”, dijo el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, en una comparecencia durante la primera reunión de la nueva Subcomisión de Fiscalidad del Parlamento Europeo.

Gentiloni recordó que el desembolso de las ayudas del fondo de recuperación, en particular de los 672.500 millones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, estará condicionado a que los países sigan las recomendaciones que la CE les hace cada año y, para algunos países, estas reclaman acabar con las prácticas que facilitan la planificación fiscal agresiva.

Este es el caso de Holanda, Irlanda o Luxemburgo, conocidos por sus bajos impuestos de sociedades y la concesión de acuerdos muy favorables a las grandes multinacionales que les permiten reducir al mínimo su contribución tributaria.

Asimismo, Gentiloni se mostró a favor de introducir una tasa mínima efectiva de impuesto de sociedades a nivel europeo si prospera el acuerdo global en este sentido que se está debatiendo en el seno de la OCDE.

A su juicio, esto podría limitar la “carrera a la baja” en materia de competencia fiscal y no generaría el riesgo de que las empresas europeas pierdan competitividad con respecto a las de terceros países.

“Si estamos atrayendo inversiones con una planificación fiscal agresiva en contra de otros miembros de la familia europea, entonces es el modo inadecuado de ser competitivo”, dijo.

El comisario insistió en que la crisis generada por la pandemia de coronavirus hace aún más necesario conseguir una tributación justa, especialmente por parte de las grandes empresas digitales que apenas pagan impuestos en la UE pese a su actividad en el mercado europeo.

Reiteró que la UE quiere encontrar un acuerdo global en la OCDE también para introducir una tasa digital a nivel internacional y que, de no ser así, propondrá su propio impuesto a nivel europeo el año próximo puesto que esto sería también mejor que tener varios modelos nacionales diferentes en Europa.

De plantear su propia tasa, explicó, Bruselas no tendría porqué ceñirse al modelo debatido en la OCDE.

Las prácticas fiscales desleales dentro de la propia UE y la tributación de los gigantes digitales serán dos de los temas principales de la nueva Subcomisión de Fiscalidad de la Eurocámara, que empezó a funcionar este jueves y también se centrará en la lucha contra la evasión y el fraude fiscal.

Aunque el PE no tiene competencias legislativas en materia de tributación, competencia exclusiva de los Estados, esta comisión puede servir para “dar impulso” a las iniciativas y generar “presión política”, por ejemplo colaborando con los parlamentos nacionales, explicó a Efe el portavoz socialista en la comisión, Pedro Marques.

Para el eurodiputado portugués, la necesidad de obtener nuevos recursos para financiar el fondo de recuperación servirá también para dar impulso a iniciativas para una tributación empresarial más justa o para una competencia fiscal leal entre Estados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *