Rajoy pudo frenar la investidura de Torra recurriendo el voto de los fugados

Con su rechazo a recurrir ante el Tribunal Constitucional el voto delegado de Puigdemont y Comín, el Gobierno ha dado vía libre a la investidura del xenófobo Quim Torra.

El presidente del Ejecutivo aseguró esta semana en una entrevista con Antena 3 que no se recurriría la delegación del voto de Puigdemont y Comín -fugados en Alemania y Bélgica, respectivamente- porque los servicios jurídicos lo desaconsejan. Para justificar su decisión, Rajoy indicó que tanto el Partido Popular de Cataluña como Ciudadanos ya habían apelado al Constitucional, cuyos recursos han sido admitidos a trámite.
Sin embargo, que el Gobierno acudiese al TC era capital para evitar la investidura de un candidato como Quim Torra. El motivo es que la mera admisión a trámite de un recurso planteado por el Ejecutivo acarrea la inmediata suspensión cautelar. En este caso, hasta que se resolviese el recurso o se revisara, el voto delegado de los diputados fugados quedaría sin validez.
Los votos de Comín y Puigdemont son fundamentales para la investidura, ya que los números salen por los pelos. Descartada la mayoría absoluta en primera votación para investir a Torra y contando con que la CUP se abstendrá, el candidato necesita los 66 ‘síes’ de JxCAT y ERC. Si el voto delegado de los dos fugados hubiese sido suspendido por el TC, Torra sólo hubiese tenido a su favor 64 votos. Como la oposición cuenta con 65 escaños, la candidatura del hispanófobo quedaría descartada siempre que la CUP mantuviese su anunciada abstención.

¿Cuáles son los motivos?

El PNV puso como línea roja para negociar los Presupuestos Generales del Estado que se levantara la aplicación del 155 en Cataluña. Es decir, si no hay Govern no hay cuentas. En el caso de que Rajoy hubiese recurrido la delegación del voto la investidura se hubiese frustrado y los nacionalistas vascos no refrendarían los Presupuestos Generales.  Así, el presidente del Gobierno ha elegido tener un año más cómodo en La Moncloa a frenar de una vez por todas el desafío independentista catalán.
En este sentido, Albert Rivera ha reprochado otra vez a Rajoy que no haya recurrido el voto delegado de “dos prófugos” de la justicia, facilitando que sigan cobrando un sueldo “público” de España y que voten “fraudulentamente”.

RIvera apuesta por mantener el 155

Sobre la vigencia del 155 y a pesar de que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró este jueves que la aplicación de ese artículo estaba muy tasada, Rivera ha insistido en que “técnicamente” se puede mantener. “Otra cosa es que Rajoy no quiera aplicarlo más tiempo”.
En opinión de Rivera, se puede volver a utilizar el 155 “todo el tiempo que desee” la mayoría reforzada que estipula la Constitución. Según el acuerdo votado en el Senado, la aplicación del 155 decae en el mismo momento en que tome posesión un gobierno salido de las elecciones, si bien podría activarse de nuevo, aunque habría que pasar por toda la tramitación que fija la ley.
No obstante, Rivera ha afirmado que “no se puede levantar el 155 si no se garantiza el cumplimiento de la Constitución, se acata el Estatut y si no se pide perdón a los catalanes”. Como cree que Torra no lo va a hacer, espera que el Gobierno se guíe “por el sentido común” y no “por las prisas” de los acuerdos con el PNV, que ha condicionado su apoyo a los Presupuestos -la votación final será a finales de mayo- a que el 155 deje de estar vigente.
Leer más…
https://gaceta.es/espana/puigdemont-sigue-cobrando-un-sueldo-publico-pese-a-estar-fugado-y-no-trabajar-20180510-1955/

Deja una respuesta