«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
bildu confirma su apoyo a la investidura

Sánchez ya es el primer presidente que se ha reunido con el brazo político de ETA

El secretario de Organización del Partido Socialista, Santos Cerdán y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, reciben a la portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua y al senador de EH Bildu Gorka Elejabarrieta. Europa Press

El presidente candidato socialista a la investidura, Pedro Sánchez, se ha reunido este viernes en el Congreso durante 70 minutos con los portavoces de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, y en el Senado, Gorka Elejabarrieta, en lo que ha sido la primera fotografía de un presidente del Gobierno con representantes de la izquierda abertzale que en su día estuvo vinculada con la banda terrorista ETA.

Hasta ahora lo habitual era que Sánchez delegara en sus portavoces parlamentarios las reuniones con las formaciones minoritarias, pero esta vez ha decidido asumirlas en persona, al menos en la primera toma de contacto, para luego dar paso a una comisión negociadora que irá concretando detalles a partir de la próxima semana.

Por eso la última foto de investidura del PSOE con EH Bildu la protagonizó Adriana Lastra, entonces número dos del partido y portavoz socialista, a principios de 2020.

La abstención de Bildu posibilitó que Pedro Sánchez fuera investido presidente del Gobierno en enero de 2020 y en aquella legislatura el Grupo Socialista firmó después algún acuerdo parlamentario con la izquierda abertzale.

Pero ahora se ha dado un paso más y el presidente del Gobierno ha recibido formalmente a una delegación de Bildu en dependencias del Grupo Socialista en el Congreso. A la cita también ha asistido el secretario de organización el PSOE, el navarro Santos Cerdán.

Un partido con miembros de ETA

EH Bildu es una coalición donde la fuerza mayoritaria es Sortu, el partido que lidera Arnaldo Otegi y que tiene en su dirección al último jefe de ETA, David Pla. En las últimas elecciones municipales incluyó en sus listas a condenados de la banda terrorista, pero ante la presión política optó por rectificar y forzar su renuncia.

También forman parte de la coalición Eusko Alkartasuna (partido creado de una escisión del PNV), Aralar (formado por miembros de la izquierda abertzale que condenaron a ETA, y Alternatiba (escisión de IUEB),

Aunque no hay ningún acuerdo sellado públicamente, el PSOE cuenta con los votos de los seis diputados de la coalición abertzale, ya que desde el principio sus portavoces han dejado claro que harán lo que sea para evitar una repetición electoral que pudiera dar el gobierno al PP y VOX.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter