«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
en las cárceles catalanas hay más presos extranjeros que nacionales

Se disparan las agresiones a funcionarios de prisiones en las cárceles catalanas

Un grupo de periodistas frente al centro penitenciario Brians II. Europa Press.

Las agresiones contra los funcionarios de prisiones de Cataluña no paran de crecer. Los reclusos de las cárceles catalanas han aumentado su agresividad, en tan sólo cinco años, más de un 340%. Según los registros de 2017, estas prisiones registraron 196 agresiones; Cinco años más tarde, en 2022, las agresiones se dispararon hasta 677. Y las previsiones para este año sólo confirman la tendencia alcista: se espera que 2023 cierre con más de 700 agresiones al personal penitenciario.

Este «escalofriante» aumento en las agresiones ha sido denunciado por el Centro Sindical Independiente y de Funcionarios, que ha denunciado las 320 agresiones leves y los 76 abusos graves, de entre los cuales se dieron 14 de naturaleza sexual. Este «incremento considerable», en palabras del CSIF, está requiriendo de atención médica y en muchas ocasiones de baja laboral. Esta situación en las prisiones catalanas se están volviendo insostenible.

El colectivo de funcionarios denuncia la falta de financiación para solucionar este problema: «No hay inversión para reforzar las plantillas de los centros, no se invierte en infraestructuras, que están obsoletas y son propias del siglo pasado, y a los compañeros que sufrieron agresiones con secuelas graves les ponen todas las dificultades del mundo para que no reciban ninguna indemnización económica. No tenemos el principio de indemnidad», ha declarado el sindicato.

Una queja que se concreta en algunas denuncias: «Las agresiones graves han supuesto un total de 1.386 días de baja laboral». Estas agresiones graves, que incluyen los 14 abusos de naturaleza sexual, «no sólo se han dirigido a funcionarios de Interior; también las han sufrido docentes, compañeras de tratamiento, sanitarias y trabajadoras del CIRE».

La situación, sin embargo, no es de extrañar. El CSIF apunta que «estos datos son escalofriantes y la falta de respuesta por parte de los Servicios Penitenciarios catalanes también. No entendemos a qué esperan para tomar medidas al respecto». Un problema de violencia en las cárceles catalanas que tiende a olvidar la naturaleza del conflicto: Cataluña es la única región de España donde los presos extranjeros ya han superado a los españoles.

+ en
.
Fondo newsletter