«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
todavía 37 etarras concurren a los comicios

Siete de los 44 etarras de Bildu renuncian a concurrir a elecciones para no perjudicar a su socio, el PSOE

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi. Europa Press

Los siete candidatos de EH Bildu que fueron condenados por delitos de sangre renuncian a concurrir a las elecciones y no asumirán, en ningún caso, concejalías en los municipios tras los comicios del próximo 28 de mayo. Además, se dirigen a las víctimas para afirmar que no quieren con sus «palabras ni acciones añadir jamás el más mínimo padecimiento al ya habido».

Se trata de Jose Antonio Torre Altonaga, Asier Uribarri Benito, Lander Maruri Basagoiti, Begoña Uzkudun Etxenagusia, Jose Ramón Rojo González, Juan Carlos Arriaga Martínez y Agustín Muiños Díaz, que, en un texto publicado en Naiz, realizan este anuncio de renuncia a sus candidaturas.

Estos siete condenados por asesinatos cometidos por ETA, que ya habían cumplido su pena, iban en las listas de EH Bildu a las próximas elecciones, entre 44 personas que habían pertenecido en el pasado a la organización terrorista o habían estado vinculadas a ella. No obstante, el resto no tenía delitos de sangre.

La integración de estas personas en las candidaturas de la formación soberanista fue denunciada por Covite y supuso una cascada de críticas y una presión social, que ha llevado a la retirada de estos siete candidatos.

En el escrito de estos siete expresos de ETA, anuncian su retirada, después de que la inclusión de sus nombres en las candidaturas de EH Bildu en sus respectivas localidades «ha levantado una gran polvareda política y mediática».

«Se ha citado a 44 candidatos, la mayoría de los cuales fueron condenados bajo la estrategia de ‘todo es ETA’ que persiguió actividades estrictamente políticas y que condujo a la conculcación de derechos civiles y políticos de muchos ciudadanos y ciudadanas. Se haría flaco favor a los mínimos principios democráticos si se da por bueno que dichos derechos se puedan seguir pisoteando», afirman.

En todo caso, admiten que sus casos concretos «han sido más destacados» por los hechos por los que fueron condenados, por asesinatos. «No vamos a negar ahora nuestra militancia del pasado ni la responsabilidad que asumimos con ello», apuntan.

Según indican, todo esto lo ocurrido les «obliga, por diferentes motivos», a retirar sus candidaturas «en la medida posible y a asegurar que, en ningún caso», tomarán el cargo de concejal.

«Con esta decisión nos queremos dirigir en primer lugar a las víctimas de ETA y, en general, a todas las personas que han sufrido en este conflicto, para mostrar así nuestro compromiso para que ni nuestras palabras ni nuestras acciones añadan jamás el más mínimo padecimiento al ya habido», aseveran.

También resaltan que, «desde el inicio», participan «en el cambio de estrategia de la izquierda abertzale producido hace ya más de una década», y que asumen «su apuesta inequívoca por vías exclusivamente políticas y democráticas».

Tras sumarse «expresamente» a la Declaración del 18 de Octubre «como una mirada autocrítica sobre el ciclo de enfrentamiento anterior». «No está en nuestro ánimo ocultar el pasado y creemos necesarios los ejercicios de memoria sinceros, constructivos y completos. No queremos un futuro sin pasado, pero tampoco podemos dar por buena la actuación de aquellos sectores reaccionarios que quieren condenar a nuestro país a un pasado sin futuro«, han destacado.

En su opinión, «resulta bastante obvio que en los últimos días se han impuesto los intereses partidistas y electoralistas que poco o nada tienen que ver con la construcción de la convivencia y la paz, y que el objetivo de la polémica no es otro que el de dañar a EH Bildu, al haber logrado ser un referente ineludible y la principal fuerza transformadora».

Los siete exreclusos niegan que «se pueda sostener que EH Bildu tenga como objetivo ratificar» su trayectoria anterior. «A nuestro entender, este proyecto político representa un futuro lleno de esperanza para Euskal Herria que ha logrado la adhesión de numerosas personas y sectores, incluidos muchos que, en su día, se enfrentaron a nosotros abiertamente, que nos censuraron y condenaron nuestra actuación. Obviamente, su participación en este proyecto colectivo que es EH Bildu no tiene por objeto legitimar a ETA», añaden.

Por ello, explicitan que EH Bildu «se constituyó en un nuevo tiempo como un instrumento para alcanzar la soberanía, la paz y la libertad, para construir un país mejor». «Y ese es también nuestro compromiso», concluyen.

VOX solicita a la JEC la declaración de inelegibilidad de los candidatos de Bildu condenados por terrorismo

La decisión de los etarras se conoce unos días después de que VOX presentara ante la Junta Electoral Central un escrito para que declarara la inelegibilidad de los 44 integrantes de las listas electorales presentadas por EH Bildu que fueron condenados por terrorismo, siete de ellos por delitos de sangre.

Esta solicitud se ampara en el artículo 6 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General. El escrito pidió a la JEC que compruebe los antecedentes penales de estas personas para que resuelva que no reúnen las condiciones legales para ser elegidos. Como consecuencia, solicitó que sean retiradas las candidaturas en las que se encuentran integrados y que pertenecen a EH Bildu.

En el mismo escrito, VOX pidió que la JEC dé traslado a la Fiscalía General del Estado para que inicie una investigación y, en aplicación del artículo 9 de la Ley de Partidos Políticos, proceda a la ilegalización de la formación EH Bildu.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter