«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
SE TRATA DEL PRESIDENTE DEL ZARAGOZA, QUE HACE POCO DISFRUTÓ DE UN SELLO CONMEMORATIVO

Un proyecto de telefarmacia que implicaba a Correos, entre los presentados a Begoña Gómez por el comisionista de Koldo

Begoña Gómez. Europa Press.
Begoña Gómez. Europa Press.

La mujer del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, es el último nombre relevante entre los socialistas en aparecer vinculada al Caso Koldo. En concreto, el medio El Confidencial ha publicado que el comisionista del Ministerio de Transportes, Victor de Aldama, y el consejero delegado de Globalia, Javier Hidalgo, ofrecieron a Begoña Gómez dos oportunidades de negocio que coincidieron en el tiempo con las adjudicaciones de contratos de emergencia de la cartera dirigida entonces por José Luis Ábalos para la compra de mascarillas que ahora investiga la Audiencia Nacional en el ‘caso Koldo’.

LA GACETA ha podido saber que una de esas oportunidades fue la aplicación Telefarmacia App, un proyecto para que los vecinos de la ciudad de León y de su periferia puedan recibir medicinas y productos de venta en farmacia directamente en sus hogares comprándolos online. Curiosamente este negocio implicaba a Correos, empresa pública que entonces presidía el amigo personal de Sánchez Juan Manuel Serrano, presidente de la empresa pública hasta diciembre, en la que dejó un agujero de 1.000 millones de euros, y que este jueves hemos conocido que ha sido nombrado para un cargo por Óscar Puente en el Ministerio de Transportes. Otro dato llamativo es que siendo Serrano dirigente de la compañía estatal se aprobó un sello conmemorativo del Zamora Fútbol Club, que también presiden Aldama.

La vicepresidenta primera del Gobierno y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, ha rechazado toda vinculación de la esposa del presidente Pedro Sánchez con el llamado Caso Koldo y ha exigido dejar a los familiares fuera de la pugna política: «No todo vale», ha resumido en los pasillos del Congreso. En los pasillos del Congreso, Montero ha recordado que Begoña Gómez «tiene un puesto de responsabilidad en un instituto de empresa» y, por tanto, reunirse con empresarios «forma parte de su trabajo».

Y lo que critica es que eso se mezcle con la trama de supuestas comisiones en contratos de material anticovid en la que se implica a Koldo Garcia Izaguirre. «Me parece que en política no todo vale y hay determinados ámbitos que deberíamos de preservar y dejar fuera del rifirrafe político, por el bien de todos. Cuando ya empezamos a querer implicar a familiares, a personas ajenas a la vida pública, a la vida política en las tareas que tienen que ver con la dialéctica parlamentaria, pues entonces empezamos a ser extraordinariamente injustos».

A su juicio, «en política hay que medir las acusaciones» porque cuando se quiere «hacer demagogia y hacer populismo», al final se ven perjudicadas las instituciones y el buen nombre de la política. «No se pueden tolerar las calumnias —ha proclamado—. No se pueden tolerar la infamia y menos dirigida al entorno del presidente porque representa una institución que tiene que ser y es ejemplar ante el conjunto de la ciudadanía».

+ en
.
Fondo newsletter