«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Una iniciativa del diputado Ben Toma

Los republicanos presentan en Arizona un proyecto de ley para que se enseñe en las escuelas el terror del comunismo

Manifestación comunista. Europa Press

Es ya un lugar común la observación de que el comunismo, pese a ser tan criminal como el nazismo, gobernar en muchos más países y durante mucho más tiempo, no tuvo un Núremberg. Peor aún, no se ha hecho una condena internacional explícita de la inefable devastación que trajo sobre millones de seres humanos. Y eso es algo que ahora quieren remediar, al menos, en el estado de Arizona.

Un diputado republicano de Arizona ha presentado un proyecto de ley que exige al sistema educativo impartir cursos obligatorios sobre los daños de los regímenes comunistas, incidiendo en plagas como la pobreza, la supresión del discurso y la violencia letal sistémica.

El Proyecto de Ley 2629 de la Cámara de Representantes, que modifica partes de los Estatutos Revisados de Arizona para reforzar los programas educativos, incluye dos partes clave: una instrucción en el aula obligatoria sobre los males del comunismo y el establecimiento del 7 de noviembre como «Día de las Víctimas del Comunismo», una fecha que se conmemorará en las escuelas públicas del estado.

«A partir del año escolar 2024-2025, cualquier curso del Gobierno estadounidense requerido para graduarse de la escuela secundaria debe incluir al menos 45 minutos de instrucción sobre la historia de los regímenes comunistas en todo el mundo y la prevalencia de la pobreza, el hambre, la migración, la letalidad sistémica. violencia y supresión de la expresión bajo regímenes comunistas», dice el texto del proyecto de ley.

El diputado Ben Toma —cuya familia huyó de la Rumanía comunista siendo él un niño— presentó el proyecto de ley el 23 de enero, donde se celebra una audiencia desde el 31 de enero ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes. Toma dijo al Arizona Capital Times en una entrevista que ser compasivo y ayudar a los oprimidos es bueno, pero que el comunismo impulsa la redistribución de recursos a punta de pistola, una especie de «caridad forzada» que conduce a la matanza. «Y, en segundo lugar, no funciona en el mundo real. No funciona en ninguna parte», insistió.

Se desarrollaría un plan de estudios que incluiría componentes tales como instrucción sobre el exlíder del Partido Comunista Chino (PCC), Mao Zedong, y la Revolución Cultural en China. Bajo el gobierno del PCC, se estima que murieron entre 60 y 80 millones de personas, superando el número total de víctimas en ambas guerras mundiales combinadas. Otras posibles opciones de instrucción serán sobre Nicolás Maduro y el movimiento chavismo, Joseph Stalin y el sistema soviético, o Vladimir Lenin y la Revolución Rusa.

.
Fondo newsletter