«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
QUIEREN QUE SE REDUZCA LA INMIGRACIÓN

Casi el 75% de los alemanes rechazan las políticas de inmigración del Gobierno de Scholz

El canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro polaco, Donald Tusk. Europa Press

Es difícil seguir llamando «democracia» —el gobierno del pueblo— a un régimen que hace exactamente lo contrario de lo que la abrumadora mayoría quiere en una cuestión de la máxima importancia para el país. Y ese es el caso de Alemania, donde el Gobierno de coalición izquierdista está aplicando una política de inmigración a la que se opone una holgada mayoría de ciudadanos.

Y no hablamos de una simple mayoría absoluta, no: tres de cada cuatro alemanes aproximadamente. Una nueva encuesta revela que el público alemán está abrumadoramente insatisfecho con la política migratoria del Gobierno liberal de izquierda gobernante, y que la gran mayoría de los alemanes se opone claramente a la inmigración masiva. La encuesta de Insa revela que para el 74% de los encuestados el Gobierno no está tomando suficientes medidas contra la inmigración, mientras que sólo el 17% de los votantes dice que el Gobierno está tomando medidas «suficientes».

Además, el 72% de los encuestados considera correcto realizar procedimientos de asilo fuera de las fronteras exteriores de la Unión Europea, mientras que solo el 16% considera que la medida es errónea.

Pero no es sólo contra la inmigración ilegal contra la que están los alemanes en su mayoría, sino que también quieren que se reduzca en general el número de los que se instalan en el país, legales o ilegales. Más de dos tercios, el 69% de los encuestados, desean que se reduzca significativamente la inmigración en Alemania, frente al 11% que quiere más. Otro 14% no se muestra preocupado y el 6% no quiso responder.

Comentando esta encuesta, el diario Bild señala que «los votantes verdes (38%) son los menos propensos a decir que están a favor de reducir la inmigración, pero incluso dentro de este grupo una mayoría relativa quiere menos inmigrantes: solo el 29% de los votantes verdes quiere (más bien) más inmigración».

El 87% de los votantes del partido escindido de La Izquierda, la Alianza Sarah Wagenknecht, y el 92% de los de Alternativa para Alemania fueron los más inclinados a expresarse contra la inmigración.

+ en
.
Fondo newsletter