«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
«Ucrania está en todo su derecho de pedir entrar en la OTAN»

El País manipula las declaraciones de Le Pen para presentarla como aliada de Putin y enemiga de Ucrania

La excandidata a la Presidencia de Francia, Marine Le Pen. Reuters
La excandidata a la Presidencia de Francia, Marine Le Pen. Reuters

«Cuando una nación como Rusia agrede a otra nación y atenta contra su soberanía, no hay equidistancia posible». Así de contundente se ha mostrado la líder de Reagrupamiento Nacional (RN), Marine Le Pen, en una entrevista publicada por El País junto a otros medios europeos. Una respuesta rotunda y sin ambigüedades ante el conflicto entre Rusia y Ucrania que sin embargo el diario de Prisa ha manipulado tanto en su edición impresa como digital.

La portada de El País este jueves, 13 de abril, reproducía un titular falsario de la entrevista: «Si gana Ucrania, se desatará la tercera guerra mundial». Unas palabras que no se corresponden con las declaraciones de Le Pen y que, convenientemente cortadas, dan lugar a equívocos sobre la postura de la francesa con respecto a la invasión rusa en Ucrania.

«Si Ucrania gana, querrá decir que la OTAN ha entrado en la guerra, pues estoy convencida de que Ucrania, sin la potencia de la OTAN, no puede ganar militarmente ante Rusia. Y esto quiere decir que se habrá desatado la tercera guerra mundial», explica Le Pen, que pide una «negociación urgente» por la paz y defiende a Ucrania.

Firme defensora de la soberanía de las naciones, Le Pen asegura que Ucrania está «en todo su derecho» de pedir su ingreso en la OTAN: «Creo en la soberanía de las naciones: si Ucrania desea entrar en la OTAN, si es su voluntad, no veo quién puede oponerse». De hecho, la política francesa se posiciona a favor del envío de armas de carácter defensivo y de las sanciones, siempre que «no afecten al sector energético».

Macron, en China

Los intentos del diario de Prisa por colocar a Le Pen junto al presidente ruso, Vladimir Putin, chocan con su cobertura del viaje de Emmanuel Macron a China para reunirse con Xi Jinping en Pekín y en Cantón. En una de sus visitas más polémicas, el presidente francés pidió a su homólogo chino que actuara ante Rusia para «comenzar las negociaciones de paz en Ucrania».

Al contrario que Le Pen, Macron nunca se ha posicionado a favor de la entrada de Ucrania en la OTAN. En unas declaraciones realizadas el 21 de diciembre de 2022, el mandatario francés ya advertía de que su ingreso no estaba «en el escenario más probable». En febrero de 2022, Macron visitó a Putin en el Kremlin en un encuentro del que aspiraba a lograr garantías por parte de Rusia y que terminó con un sonado fracaso.

Pedro Sánchez y su consejo de ministros

Los intentos de manipulación de medios como El País con respecto a la guerra en Ucrania también han afectado a partidos como VOX, con editoriales y columnas realmente sonrojantes, cuando Santiago Abascal fue el primer líder nacional que advirtió de las intenciones de Putin.

En la declaración posterior a la Cumbre de Madrid celebrada en enero de 2022, VOX alertó sobre los planes de Putin: «Las acciones militares de Rusia en la frontera oriental de Europa nos han conducido al borde de una guerra. La solidaridad, la determinación y la cooperación en materia de defensa entre las naciones de Europa son necesarias ante tales amenazas».

En varias intervenciones públicas Abascal ha aplaudido la entrega y la determinación del pueblo ucraniano y se ha mostrado favorable a la entrada del país en la alianza atlántica. «Hay que apoyar a Ucrania con todos nuestros medios, con toda la convicción, con toda la contundencia necesaria, con los medios económicos y militares que sean precisos, defensivos y ofensivos y con las sanciones más severas a la agresión criminal de Putin», aseveró en marzo de 2022.

La postura de VOX choca con la mantenida hasta el momento por Pedro Sánchez y el resto de los miembros de su ejecutivo, que sí han condenado la invasión, incluso invitado al presidente Zelenski al Congreso de los Diputados o visitado Kiev, pero no se han pronunciado sobre un asunto tan crucial como la entrada de Ucrania en la OTAN.

De hecho, destacados miembros del Gobierno como las ministras Irene Montero y Ione Belarra han criticado el envío de armamento a Ucrania en los momentos más duros del conflicto y sus aliados internacionales, encabezados por el Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, mantienen vínculos históricos con Moscú.

PSOE y Podemos son miembros activos tanto del Grupo de Puebla, con dirigentes incluidos en su dirección, como del Foro de Sao Paulo, gran aliado de Rusia en la región. A nivel europeo, los socialistas alemanes son los responsables de toda la deriva energética y de seguridad que padece el continente. El excanciller Gerhard Schröder ha tenido cargos de alta responsabilidad en petroleras y empresas energéticas rusas y se le considera responsable de permitir la entrada del lobby de Putin en toda la cúpula del partido.

+ en
.
Fondo newsletter