«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Se ha convertido en el principal partido en el Senado

El partido de los granjeros, principal vencedor en las elecciones regionales de Países Bajos

Bandera de Países Bajos durante las protestas de los agricutores en el verano de 2022. Lars Klemmer/dpa

El partido Movimiento Campesino-ciudadano (BBB), representante de la nueva derecha neerlandesa, ha salido como gran triunfador de los comicios regionales de Países Bajos, con cerca de un 20% de los votos, y se ha convertido en la mayor fuerza del Senado junto a la coalición de socialdemócratas y verdes.

Las elecciones provinciales eligen de forma indirecta la composición del Senado, donde la formación liderada por Caroline van der Plas ha ganado 15 escaños, según los resultados preliminares publicados por el Sistema de Radiodifusión Pública Holandés (NOS). El mayor damnificado ha sido el partido Cristianos Demócratas, miembro de la coalición de Gobierno, que ha perdido la mitad de sus escaños.

El partido, que actualmente sólo tiene un escaño en el Parlamento nacional, ha ganado una gran popularidad tanto en el campo como en la ciudad al ejercer de voz opositora a las regulaciones medioambientales del Gobierno, que buscan reducir las emisiones de nitrógeno y contra las que ha protestado en numerosas ocasiones durante los últimos años, a veces incluso de forma violenta.

Los cuatro partidos holandeses que conforman la coalición de centro-derecha han tenido pérdidas significativas y ocuparán menos de un tercio de los escaños del Senado, lo que amenaza la estabilidad del gobierno derechista-liberal del primer ministro Mark Rutte, en el cargo desde 2010.

«No podéis ignorarnos durante más tiempo. Entraremos en el gobierno», ha declarado la líder de BBB Carlone van der Plas, cuyo partido demanda «dejar fuera de la mesa» las propuestas sobre intervenir la agricultura intensiva.

Los agricultores denuncian que la aplicación de estas políticas supondría la quiebra para muchas familias que se dedican al sector dado que tanto el ganado como los fertilizantes emiten grandes cantidades de nitrógeno. Durante el pasado verano ya bloquearon importantes carreteras y vertieron estiércol en las vías para protestar contra la política ecológica del Gobierno.

Unos trece millones de holandeses fueron convocados en las elecciones de las doce provincias. A nivel local, las provincias tienen poder de decisión en materia de construcción de carreteras, políticas de transporte, de protección medioambiental y de construcción de casas.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter