«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
morawiecki, líder de Ley y justicia, no cuenta con los apoyos suficientes

El presidente del Parlamento polaco se reunirá este viernes con Tusk para abordar su posible investidura

Donald Tusk. Europa Press

El presidente del Parlamento de Polonia (Sejm), Szymon Holownia, se reunirá este viernes con el líder de la Plataforma Cívica (PO), Donald Tusk, de cara a abordar una posible investidura tras la del primer ministro en funciones, Mateusz Morawiecki, quien no cuenta con los apoyos necesarios.

Holownia informó el jueves en rueda de prensa de esta futura reunión e incidió en que será el propio Tusk quien decida «cómo quiere que sea» el proceso de investidura y en que fechas se debe celebrar, aunque dejó la puerta abierta a que se produzca el mismo día 11 de diciembre, día de la sesión de investidura de Morawiecki.

Así las cosas, el presidente del Parlamento explicó que hay dos opciones sobre la mesa: celebrar la investidura de Tusk el mismo 11 de diciembre por la tarde, o incluso por la noche; o esperar al día siguiente para que el líder de PO se someta a la confianza de la Cámara.

Holownia anunció el miércoles que Morawiecki se presentará a la sesión de investidura a primera hora del próximo 11 de diciembre que, sin embargo, previsiblemente no desembocará en el nombramiento de un nuevo gobierno en Polonia debido a que el líder del partido Ley y Justicia (PiS) no cuenta con los apoyos necesarios.

La coalición conservadora de Morawiecki, con el PiS como formación más destacada, logró hacerse con 194 diputados y la victoria en las últimas elecciones parlamentarias. Sin embargo, aún con el apoyo de la coalición Confederación, no alcanza los votos necesarios para gobernar.

Por su parte, la Plataforma Cívica del ex primer ministro Tusk obtuvo 157 diputados, que junto a los escaños alcanzados por las coaliciones Tercera Vía (65 diputados) y La Izquierda (otros 26), superaría ampliamente los 231 votos a favor en una sesión de investidura.

A pesar de que las coaliciones de oposición rechazaron apoyar a Morawiecki y firmaron una acuerdo de coalición con Tusk, el presidente polaco, Andrzej Duda, encargó formar gobierno a un Morawiecki que hasta el último momento ha tratado de convencer a los diferentes partidos del Sejm para superar la investidura.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter