'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Estrasburgo veta la expulsión de un imán que alentaba a la yihad en Francia

El Ministerio del Interior francés había decretado su expulsión por llamar a «matar franceses» en sus sermones.


El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha paralizado la expulsión de El Hadi Doudi de Francia, un imán salafista cuyos sermones estaban caracterizados por las llamadas a la yihad, el terrorismo y el establecimiento de un califato en el país galo.
El Hadi, que se encontraba en un centro de detención administrativa, recibe sin embargo la aprobación de Estrasburgo que estudiará su caso en los próximos días. El letrado del salafista ha denunciado a las autoridades francesas por «poner en riesgo» a su cliente obligándole a regresar a Argelia.
El imán impartía su doctrina en la mezquita As-Sounna, en el corazón de Marsella, donde reclamaba a los fieles atacar «a mujeres, judíos, chiítas, adúlteros» siguiendo la línea marcada por el Estado Islámico en sus territorios dominados en Siria e Irak.

Un nuevo islam francés

Uno de los principales objetivos de Macron es reformar el islam francés y librarlo de la influencia wahabita financiada con fondos procedentes de Arabia Saudí. El plan, similar a la Ley Islámica de Austria, busca integrar “mejor” el islam en Francia, pero también “garantizar la cohesión nacional” ante los evidentes problemas de convivencia.
El presidente ha establecido como prioridad reducir la interferencia externa restringiendo la financiación extranjera para mezquitas, imanes y organizaciones musulmanes. Macron ha admitido que actualmente en muchos lugares del país, la ley islámica está por encima de la ley francesa.
En una entrevista en el Journal Du Dimanche, Macron ha anunciado el comienzo de una ronda de consultas con expertos en la materia y líderes religiosos: “Veo a intelectuales y académicos, como Gilles Kepel, y representantes de todas las religiones, porque creo que necesitamos recurrir en gran medida a nuestra historia, la historia de católicos y protestantes“, ha explicado.
“Nunca le pediré a ningún ciudadano francés que sea moderado en su religión o que crea moderadamente en su Dios. Eso no tendría mucho sentido. Pero pediré a todos, constantemente, que respeten absolutamente todas las reglas de la República“, ha aseverado.
Uno de los aspectos clave del plan es la reforma del Consejo francés de la fe musulmana, un órgano que hace las veces de interlocutor entre los musulmanes y el Estado. La organización, que representa aproximadamente 2.500 mezquitas en Francia, fue establecida en 2003 por el entonces ministro del Interior, Nicolás Sarkozy.

Renovación de imanes

La mayor parte de los imanes que trabajan en francia son pagados por gobierno extranjeros, principalmente Arabia Saudí. En este sentido, Collomb ha mantenido que el gobierno francés estudia “formar imanes para que trabajen para la República francesa y no para naciones extranjeras”.
“Podemos ver que hoy tenemos una serie de dificultades simplemente porque hoy en día todos pueden proclamarse a sí mismos imán“, ha señalado.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter