«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
LLAMA A RECORTAR UN 15% EL CONSUMO

La UE quiere imponer racionamientos obligatorios del consumo de gas

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von Der Leyen
La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von Der Leyen. Europa Press

La Comisión Europea ha pedido este miércoles a los países de la Unión Europea (UE) recortar un 15 por ciento su consumo de gas de forma voluntaria hasta la próxima primavera, una reducción que Bruselas quiere poder imponer de forma obligatoria en caso de alerta para la seguridad de suministro.

«Rusia nos está chantajeando (…). Por eso, sean parciales o totales los cortes, Europa necesita estar preparada», ha dicho la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula Von der Leyen, en una rueda de prensa.

La dirigente alemana ha apelado a la «solidaridad» para ayudar a los países «más vulnerables» por los cortes de gas y ha defendido la importancia de que «todos contribuyan al ahorro» en el marco de un plan que puede plantear reservas para países como España y Portugal que no dependen del combustible ruso.

El Ejecutivo comunitario plantea así una nueva regulación que le dé poderes para declarar una «alerta europea» de seguridad e imponer racionamientos obligatorios del consumo de gas, previa consulta con los Estados miembros, en caso de escasez o de una demanda excepcionalmente alta.

«Si no se dan avances suficientes o la situación se deteriora, la Comisión podrá activar una alerta europea en cualquier momento para obligar a reducir un 15 por ciento«, ha asegurado la comisaria de Energía, Kadri Simson.

Así, el plan establece un objetivo de reducción del consumo de gas del 15 por ciento en todos los países de la UE desde el 1 de agosto del presente ejercicio hasta el 31 de marzo del próximo año que implicará que administraciones públicas, hogares, propietarios de edificios públicos, proveedores de energía y la industria tengan que tomar medidas para ahorrar gas.

Para ello, los Estados miembros deberán actualizar sus planes de emergencia para cumplir el objetivo del 15 por ciento de reducción de consumo de gas, un hito del que deberán informar al Ejecutivo comunitario cada dos meses.

Además, aquellos países de la UE que soliciten el suministro de gas solidario deberán demostrar que han tomado las medidas necesarias para reducir la demanda en su mercado interno.

+ en
.
Fondo newsletter