«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
LOS PRODUCTORES ESPAÑOLES DENUNCIAN LAS EXIGENCIAS QUE LES IMPONE BRUSELAS

Las políticas de la UE favorecen a Marruecos: las exportaciones de su tomate en Europa se han duplicado desde 2013

Tomates. Europa Press

La Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas (FEPEX) ha denunciado que el crecimiento descontrolado de las importaciones de tomate de Marruecos y las exigencias de la Comisión Europea en materia «de fitosanidad y envases» amenazan la producción comunitaria, «que sigue una tendencia decreciente». La exportación de tomate español ha descendido un 25% en cuatro años, según el portal Horto.

Ésta es la conclusión de la reunión a principios del mes de mayo en Piré-Chancé, cerca de Rennes, de los representantes del sector de Francia, Italia, Portugal y España, que subrayaron que la importación de Marruecos ha pasado desde 2013 de 365.695 toneladas a 557.225 toneladas en 2022, volumen que se incrementa a 701.541 toneladas si se incluye Reino Unido, un país en el que las exportaciones de tomate desde España cayeron de 143.182 toneladas a 70.780.

Los representantes del sector coincidieron en que la política comunitaria en el ámbito de fitosanitarios y de envases «perjudica a la producción comunitaria» y acordaron solicitar que se retiren las propuestas de uso sostenible de fitosanitarios, de envases y de residuos de envases «por su impacto negativo en la sostenibilidad de los cultivos y en la comercialización —ya que no permitirá de facto diferenciar la producción comunitaria de la importada—.

Asimismo, según un comunicado de la FEPEX, acordaron solicitar a la Comisión Europea una ayuda extraordinaria de hasta el 10% del valor de la producción comercializada de tomate que compense los daños que está provocando la dejadez en la aplicación de las clausulas de cooperación y de salvaguarda del acuerdo de Asociación de la UE con Marruecos. También analizaron las previsiones de la campaña de verano, que muestra una tendencia decreciente —en un 5%— para el conjunto de los cuatro países.

El sindicato Solidaridad apoya a los productores españoles

El sindicato Solidaridad denuncia que las agendas de las élites globalistas imponen regulaciones climáticas a los productores españoles y europeos que «destruyen el campo y todo el sector primario».

Así, afirman que la política de puertas abiertas al producto extranjero supone la desaparición de numerosas explotaciones agrícolas, que no pueden hacer frente a la competencia desleal de los productos procedentes de países como Marruecos. A juicio del sindicato liderado por Rodrigo Alonso es «muy urgente acabar con esta legislación que arruina a los agricultores y a los ganaderos españoles».

+ en
.
Fondo newsletter