«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Ha criticado a los líderes que apoyan el conflicto

Orbán defiende la OTAN como «instrumento de paz» y reconoce que la confrontación es «un acto de suicidio»

Orbán defiende la OTAN como "instrumento de paz" y reconoce que la confrontación es "un acto de suicidio"
Jens Stoltenberg y Viktor Orbán. Europa Press

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, ha asegurado que la OTAN «se está acercando a un momento decisivo» y ha defendido que, ahora más que nunca, sus Estados miembro deben recordar que la organización surgió con un propósito de paz y de defensa y que, por ende, sólo cumplirá «su propósito cuando gane la paz, no la guerra».

«Vale la pena recordar que la alianza militar más exitosa de la historia mundial [la OTAN] comenzó como un proyecto de paz y que su éxito futuro depende de su capacidad para mantener la paz. Pero hoy, en lugar de la paz, la agenda es la búsqueda de la guerra; en lugar de la defensa, es la ofensiva», ha argumentado Orbán en un artículo de opinión para el semanario estadounidense Newsweek en el que ha subrayado que «todo esto va en contra de los valores fundadores de la OTAN».

El mandatario húngaro ha recordado que, desde sus orígenes, «el concepto que sustentaba la OTAN era enfáticamente el de una alianza militar para la defensa» y que «su tarea principal era crear un entorno geopolítico en el que los miembros de la alianza se defendieran mutuamente», no sólo como «una garantía de seguridad, sino también una ventaja competitiva».

«La OTAN no sólo proporciona defensa y disuasión, sino que también tranquiliza a los actores externos», ha agregado Orbán, poniendo de manifiesto sus discrepancias con la mayoría de miembros en lo que respecta al futuro de la organización.

«Cada vez hay más voces en la OTAN que defienden la necesidad —o incluso la inevitabilidad— de una confrontación militar con los demás centros de poder geopolítico del mundo. Esta percepción de una confrontación inevitable funciona como una profecía autocumplida: cuanto más crean los dirigentes de la OTAN que el conflicto es inevitable, mayor será su papel en precipitarlo», ha lamentado el dirigente húngaro.

En esta línea, Orbán ha criticado a quienes «argumentan a favor de la confrontación» y ha insistido en que la OTAN se creó para «asegurar la paz en interés de un desarrollo económico, político y cultural estable». Así, ha agregado, «si se elige el conflicto en lugar de la cooperación, y la guerra en lugar de la paz, estará cometiendo suicidio», parafraseando al historiador Arnold Toynbee, quien afirmó que «las civilizaciones mueren por suicidio, no por asesinato».

Con el fin de evitar el fracaso de la alianza, Orbán ha sugerido que cada país miembro aporte nuevas ideas a la estrategia y ha criticado que «la experiencia uniforme de los países occidentales es la de la victoria», por lo que «no es de extrañar que sean menos cautelosos cuando se trata de la cuestión de la guerra o la paz». «En cambio, desde el principio la OTAN ha existido como una alianza defensiva. Por lo tanto, nuestra tarea es preservarla como lo que fue creada para ser: un proyecto de paz», ha subrayado.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter