«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El Parlamento italiano abre la puerta a la eutanasia

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni

Con 180 votos a favor y 71 en contra, los senadores transalpinos han aprobado la norma del ‘testamento biológico’


En un contexto en que los medios de comunicación y las élites políticas cantan con voz cada vez más estentórea las bondades de la eutanasia, el Parlamento italiano ha aprobado una ley que abre la puerta a esta inmoral práctica. Así, con 180 votos a favor y 71 en contra, los senadores transalpinos han aprobado la norma del ‘testamento biológico’, por la que ningún tratamiento sanitario podrá ser iniciado o continuado sin el consentimiento libre e informado del paciente.
De esta manera, la ley introduce la llamada ‘Disposición Anticipada de Tratamiento’, que es una suerte de testamento vital en el que cualquier persona mayor de edad con plenas facultades mentales podrá expresar, con anticipación, su voluntad respecto al tratamiento terapéutico a seguir en una situación de eventual incapacidad expresiva. La DAT, que será revocable en cualquier momento, deberá ser firmada ante un médico del servicio sanitario público o ante un notario.
Gracias a la nueva norma aprobada, el paciente podrá rechazar con antelación determinados tratamientos cuando se encuentre en fase terminal, incluidos la ‘nutrición e hidratación artificial’. El médico, por su parte, estará legalmente obligado a acabar con la vida del enfermo, aunque esto atente contra su propia conciencia.
La iniciativa legislativa, que ha sido motejada de ‘paso adelante para la dignidad de la persona’ por el primer ministro Gentiloni, ha contado con el respaldo del Partido Demócrata, del Partido Radical, del Movimiento Cinco Estrellas y de otras agrupaciones izquierdistas.
En cambio, el partido provida Liga Norte ha rechazado con claridad esta ley de ‘testamento biológico’. Una postura que el portavoz de la agrupación en Senado, Gian Marco Centinaio, ha justificado arguyendo que el texto ‘es una chapuza y un preludio a la eutanasia’. Por su parte, Forza Italia, de Silvio Berlusconi, ha concedido libertad de voto a sus legisladores, mas ha expresado su oposición como partido a una norma que cuenta con miles de imprecisiones’ y ‘que provocará un caos brutal’.

Críticas de la Conferencia Episcopal

La nueva normativa ha provocado el rechazo de la Conferencia Episcopal italiana, pues considera que abre un ‘preocupante’ camino hacia la eutanasia. ‘Es una ley que se presenta como gran conquista de la libertad civil, pero que limita fuertemente la libertad’, ha aseverado, con rotundidad, Massimo Angeli, director de la Oficina Nacional para la pastoral de la salud.
Uno de los purpurados que se ha pronunciado con mayor contundencia respecto a la nueva norma ha sido Mons. Giampaolo Crepaldi, arzobispo de Trieste. Así, se ha mostrado convencido de que es el nihilismo lo que subyace tras la legislación aprobada: ‘Ha prevalecido una ideología nihilista, así que Italia encontrará un futuro oscuro fundado en una angustiada libertad sin esperanza’.
En esta línea, monseñor Crepaldi ha vaticinado que las nuevas leyes ‘progresistas’ provocarán notable sufrimiento en la población, mas ha abierto la puerta a la esperanza: ‘En un período como éste podría prevalecer una sensación de desaliento. Es comprensible. Estas leyes aprobadas provocarán sufrimiento para las personas. Al mismo tiempo, tenemos que recordar que la historia se mantiene abierta a nuevas formas y soluciones y se nos ofrecerán nuevas posibilidades de recuperación y redención…No debemos olvidar que la existencia es historia, pero también está el Señor de la historia. Confiamos en él para estar preparados para las nuevas oportunidades que Dios pondrá ante nosotros’

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter