«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
LOS HOMICIDIOS HAN DESCENDIDO UN 20%

Bolsonaro revela los datos que demuestran la mejora de la seguridad en su mandato

Acto en apoyo a Jair Bolsonaro. Twitter

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha sacado pecho de su labor al frente del país durante los últimos cuatro años, y ha arrojado algunos datos que demuestran como su Gobierno ha mejorado sustancialmente la seguridad de los brasileños.

Si este jueves La Gaceta de la Iberosfera les contaba cómo Brasil se ha convertido, bajo el mando de Bolsonaro, en una superpotencia económica mundial, a través de un conjunto de reformas estructurales que han cosechado un rotundo éxito, este viernes, el propio presidente del país ha explicado cómo ha mejorado la seguridad en sus años como jefe del Estado.

Bolsonaro, a través de su cuenta oficial de Twitter, ha señalado que el promedio anual de muertes violentas ha caído de 61.000 al año durante los gobiernos de Dilma Rousseff y de Michel Temer entre 2015 y 2018 ―un 12% más que en el intervalo 2011-14, coincidente con el primer mandato de Rousseff― a 48.000 al año durante la etapa de Bolsonaro, un 20% menos.

El presidente de Brasil da una explicación para el descenso de las muertes violentas: la inversión en seguridad pública. Si en el período de 2015-18, con Rousseff y Temer al frente del Ejecutivo, la cantidad media invertida en seguridad fue de 1.700 millones de reales brasileños, unos 325 millones de euros―; en los tres años completos en los que ha gobernado Bolsonaro, la media ascendió a 1.900 millones de reales, más de 363 millones de euros.

En la lucha contra las drogas los hechos también demuestran la buena gestión del Gobierno de Bolsonaro. En sus tres primeros años de gobierno se incautaron un promedio anual de 2.058,3 toneladas de marihuana y 166 toneladas de cocaína.

Para que podamos contextualizar esos datos, el mandatario brasileño los ha comparado con los del año anterior a que él accediera a la Presidencia. En 2018 se incautaron 880 toneladas de marihuana y 99 toneladas de cocaína. Es decir, con Bolsonaro la incautación anual de marihuana aumentó un 133,89% y la de cocaína un 67,67%.

Además de drogas, en esos tres años, las Fuerzas de Seguridad han incautado 3.900 millones de reales ―casi 750 millones de euros― en bienes provenientes del tráfico. Parte de este dinero se ha utilizado para equipar a la policía contra el crimen. Otra parte se aplicó al Fondo Nacional Antidrogas para financiar la recuperación y tratamiento de los drogodependientes.

.
Fondo newsletter