«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
LA IZQUIERDA, VAPULEADA

El conservador Rafael López Aliaga gana la alcaldía de Lima

El líder de Renovación Popular, Rafael López Aliaga. Facebook

De acuerdo con las cifras oficiales de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) al 97.595% de las actas procesadas (100% contabilizadas), Rafael López Aliaga obtiene el 26.287%, mientras que su rival, Daniel Urresti, alcanza el 25.379% de votos.

Las elecciones regionales y municipales 2022, a un año de los comicios presidenciales que terminaron con la victoria del comunista Pedro Castillo, resultan un alivio para un grueso de la población peruana que, en el caso de Lima -capital del Perú-, eligieron a un político de oposición que representa el lado más duro de la derecha contra el desgobierno provocado por los partidos de izquierda y centro que permitieron la llegada al poder de uno de los presidentes más impopulares e ineficientes que ha conocido el país andino.

A pesar del estrecho margen de votos con su contrincante, López Aliaga ha conseguido que su partido, Renovación Popular, se haga de varios municipios distritales de la enorme comuna, donde más de 10 millones de personas viven, en muchos casos, en situaciones de precariedad.

Renovación Popular (RP) es también, desde el Congreso, la bancada de derecha más dura en su oposición contra Pedro Castillo y el abanico de grupos parlamentarios de izquierda que le son adictos. Junto a Fuerza Popular y Avanza País -estos dos más pegados a la centroderecha- RP ha impulsado mociones de censura contra la presidencia, ministros de Estado, interpelaciones y leyes que blinden a la frágil democracia peruana, acosada por el cargamontón de la izquierda que desea a toda costa repetir los fracasos de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Perú Libre queda último en Lima

El partido que llevó a Pedro Castillo a la presidencia ha quedado último en Lima y no obtuvo ninguna victoria en los gobiernos regionales donde presentó candidatos. Así, Yuri Castro, candidato a la alcaldía para la Municipalidad de Lima por el partido marxista-leninista Perú Libre, obtuvo un paupérrimo 1.7%.

En ninguna de las 16 jurisdicciones donde Perú Libre presentó candidatos llegaron a siquiera ocupar los primeros puestos. Esto sería el reflejo del rechazo nacional contra un partido que, a pesar de haberse alejado de Castillo -quien renunció al movimiento-, es el más relacionado con el mandatario peruano, cuestionado por investigaciones fiscales que lo señalan como el líder de una presunta organización criminal.

Castigo a la “izquierda progre”

Otro partido de izquierda -vinculada a Pablo Iglesias y Podemos a través de su excandidata presidencial, Verónika Mendoza-, Juntos por el Perú, también fue castigado por los limeños en estas elecciones. Su candidato, Gonzalo Alegría, apenas superó el 6%.

Cabe recordar que Alegría fue denunciado en plena campaña electoral por violencia psicológica y sexual por su propio hijo. Tras hacerse pública la denuncia en medios de comunicación, El 21 Juzgado de Familia otorgó “medidas de protección por hechos de violencia sexual” a favor del hijo del candidato izquierdista.

Lejos de asumir una posición de defensa racional, Alegría se lanzó contra la prensa y cualquiera que lo cuestionara, llegando a entrever que a su hijo le habrían ofrecido dinero a cambio de afirmar que la denuncia realizada contra su padre es cierta.

“Si mi hijo ha sido sobornado o manipulado para decir que ese documento falso existió, pues no es digno de su padre, pero tampoco es digno del Perú. (…) Si tengo que elegir entre ser un buen alcalde y cumplir con Lima o hacer los chanchullos de mi hijo, lo tengo muy claro, que él se quede en España y acaba de perder a un padre, porque yo no voy a claudicar en mi esfuerzo por defender Lima”, indicó.

TEMAS |
.
Fondo newsletter