'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Son acusados por corrupción

Todos los hombres de confianza de Pedro Castillo están prófugos de la justicia

Presidente de Perú, Pedro Castillo
El presidente de Perú, Pedro Castillo, Europa Press

Al prófugo Bruno Pacheco, exsecretario del Despacho Presidencial acusado por los presuntos delitos de lavado de activos y tráfico de influencias, se suma el exministro de Transportes y Comunicaciones Juan Silva, quien pasó a la clandestinidad luego que el Poder Judicial (PJ) ordenó este martes su detención preliminar acusado por los presuntos delitos de organización criminal y colusión en agravio del Estado.

«Mi cliente está en el Perú, no se ha fugado, no tiene por qué fugarse. Ahora resulta que tenemos que informarnos por los medios de comunicación lo que hace el Ministerio Público y el Poder Judicial», indicó a Radio Programas del Perú el abogado defensor de Silva.

Según se informó, Juan Carlos Checkley Soria, juez supremo de investigación preparatoria de la Corte Suprema, aprobó el 4 de junio el pedido del fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, de detención preliminar contra el exministro Silva, señalado como integrante de una presunta mafia enquistada en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Una organización criminal

De acuerdo con la Fiscalía, el comunista Pedro Castillo sería el líder de esta supuesta organización criminal activa en el MTC en complicidad con Silva -uno de sus hombres de confianza-, así como con funcionarios de Provías Nacional y Provías Descentralizado, del Despacho Presidencial y de empresarios -como Zamir Villaverde, bajo prisión preventiva- para favorecer al consorcio Puente Tarata III y a otras compañías en procesos de licitación pública.

Silva, que llegó al MTC apenas Pedro Castillo ocupó el Ejecutivo a finales de julio de 2021, renunció al cargo a fines de febrero de este año tras serios cuestionamientos en su contra, entre ellos, por tener una denuncia de su expareja por agresiones físicas y psicológicas, por presuntamente oponerse a la reforma del sector Transporte y por presuntos nombramientos irregulares de funcionarios públicos.

Además, la declaración de una aspirante a colaborada eficaz lo implicó en actos de corrupción, motivando a que el Congreso debata una moción de censura en su contra.

Expremier detenido

No es una semana feliz para los allegados a Castillo. El congresista de la República y expresidente del Consejo de Ministros (PCM), Héctor Valer, fue detenido este martes por la Policía Nacional del Perú (PNP) por un mandato judicial pendiente.

El ministro del Interior, Dimitri Senmache, informó que Valer acudió a su despacho para una reunión y tras registrar su ingreso, el personal de seguridad observó que el parlamentario tenía una orden de requisitoria.

«Como es congresista en funciones, lo único que se hace es poner a disposición del oficial mayor del Congreso para que este dé cuenta a la Comisión Permanente y la Comisión Permanente tome las acciones pertinentes en relaciona a si se levanta la inmunidad», precisó. 

Según el Oficio N° 118-2022-DIRNIC-PNP/DIRINCRI-DIVPJR-DEPPOJUD-SC, Valer se encuentra requisitoriado por el delito contra los recursos naturales y el medio ambiente – contaminación ambiental.

Valer llegó al Congreso de la República como invitado del partido derechista Renovación Popular, sin embargo, renunció a su bancada y terminó integrando la de Perú Democrático, formada por exmiembros de Perú Libre, el partido oficialista. Fue designado como titular de la PCM por Castillo a inicios de febrero último, encabezando su tercer Gabinete, pero tuvo que poner su cargo a disposición tan solo cuatro días después luego que se revelaran denuncias en su contra por violencia familiar.

El político más dañino

Una encuesta elaborada por la Compañía Peruana por la Compañía Peruana de Estudios de Mercado y Opinión Pública (CPI) para Radio Programas del Perú (RPP) arrojó que un 30,6% considera que Pedro Castillo es el personaje de la política nacional que más daño le ocasiona al Perú.

Además, Castillo es desaprobado por el 71.4% de la población peruana y apenas respaldado por un 20.7%.

A diez meses de haber asumido la presidencia, la desaprobación del mandatario peruano a nivel nacional creció más de 23 puntos porcentuales desde la primera encuesta realizada por CPI en agosto de 2021.

Para Juan Sheput, excongresista de la República (2016-2019) y firme opositor al régimen de Perú Libre, los vínculos con la corrupción, la crisis política e institucional y el desencanto de quienes apostaron por él en las elecciones, le están pasando factura a Castillo, quien tendría los días contados como jefe de Estado.

“Para mí la cosa es simple, el fin del Gobierno de Pedro Castillo ha empezado su cuenta regresiva, es inevitable, y va a caer por la presión de la calle. Y si no ha caído ya es por culpa única y exclusivamente del Congreso de la República. Un Congreso sumiso, un Congreso que ha capitulado, un Congreso que no entiende su rol histórico.  Un presidente investigado por encabezar una organización criminal no es digno de ser jefe de Estado. Castillo no puede seguir al frente del país”, advierte.

Noticias de España

.
Fondo newsletter