«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Ni los familiares ni la defensa han podido obtener información

El régimen de Maduro mantiene incomunicada a Rocío San Miguel

La activista hispano- venezolana Rocío San Miguel. Europa Press

La activista venezolana Rocío San Miguel permanece incomunicada y sin acceso a sus abogados. Ni los familiares ni la defensa han podido obtener información sobre la situación de la presidenta de la ONG Control Ciudadano, arrestada el 9 de febrero por las fuerzas de seguridad del régimen de Nicolás Maduro.

El abogado Joel García ha contado que la hija de San Miguel, Miranda Díaz San Miguel, pudo ver a su madre una sola vez, el 18 de febrero, pero desde ese día no han podido tener más información. «Indefensión e incomunicación, es el estatus ‘jurídico‘ de Rocío San Miguel y Alejandro González (la expareja de San Miguel). Si bien es cierto que su hija la pudo ver el 18/2, desde esa fecha y hasta hoy 27/2, nada se sabe de ella», ha compartido García en X,antes Twitter.

El pasado 18 de febrero, San Miguel recibió la visita de su hija. Las autoridades de El Helicoide, sede principal del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), donde está recluida San Miguel, autorizaron la visita, la primera que recibió la activista desde que fue detenida. El centro uno de los calabozos más crueles del régimen. Según testimonios de otros presos que han estado recluidos allí, existen instalaciones de tortura y aislamiento.

Tras su arresto el 9 de febrero en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Caracas, el equipo de abogados de San Miguel denunció su «desaparición forzada», y no fue hasta el 12 del mismo mes cuando el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó sobre la detención.

Junto a San Miguel también fueron arrestados cinco de sus familiares, entre ellos, su expareja Alejandro González; dos hermanos, su hija y el padre de esta, quienes fueron excarcelados poco después. Sin embargo, González se encuentra detenido todavía.Sobre González, García señaló que «sus familiares no han tenido noticia alguna». González está recluido en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) de Boleíta, en Caracas.

El régimen de Maduro imputa a San Miguel «traición a la patria, conspiración, terrorismo y asociación», al vincularla, sin mostrar pruebas, con unas supuestas «conspiraciones» contra el régimen y para «asesinar» a Maduro. Tras la detención, las fuerzas de seguridad del régimen entraron en la vivienda de San Miguel donde dicen que encontraron mapas de instalaciones militares y de zonas de seguridad que son «información confidencial del Estado», según las autoridades.

Sin embargo, los abogados de San Miguel afirman que la activista posee esos mapas por su pasado como profesora en varias instituciones de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela. «Esos mapas que fueron encontrados en casa de Rocío San Miguel obedecen a que Rocío San Miguel en el siglo pasado fue profesora de la Escuela Superior de Guerra Naval, de la Escuela Superior de Guerra Aérea y de la Escuela Superior de la Guardia Nacional, eso obedece a cuando era docente de esas escuelas, precisamente cuando era docente de la cátedra Seguridad y Defensa de la Nación“, señaló García.

Los mapas y la información sobre zonas de seguridad están publicados en la página web de Control Ciudadano, una ONG reconocida en Venezuela y dirigida por San Miguel, que también fue consultora jurídica del Consejo Nacional de Fronteras, un ente oficial, de donde fue despedida en 2004 por firmar, junto a otros empleados públicos, una petición para activar un referendo revocatorio contra Hugo Chávez. El despido estuvo enmarcado en el caso de la llamada Lista Tascón.

TEMAS |
.
Fondo newsletter