«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
LULA, DESPRECIADO POR LOS AGROINDUSTRIALES

Los productores del campo, el sector que más ha aportado a la campaña de Bolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Europa Press

Los empresarios agrícolas contribuyeron con la mayor parte de la financiación de la campaña para la reelección del presidente Jair Bolsonaro, lo que destaca sus profundos vínculos con el mundo rural, mientras que su contrincante de extrema izquierda, Lula da Silva, dependió casi exclusivamente de la financiación pública del partido.

Donantes individuales contribuyeron con casi el 80% de los fondos de la campaña de Bolsonaro, y 33 de los 50 mayores tenían vínculos con la agroindustria, según un análisis de los datos de la autoridad electoral (el TSE).

Ninguno de los principales donantes individuales de la campaña de Lula tiene vínculos claros con la agroindustria, lo que subraya sus dificultades para reconectar con el sector agrícola.

La preferencia de los agricultores y ganaderos por Bolsonaro proviene de varios factores, desde las opiniones sociales conservadoras que conectan con el Brasil rural hasta su defensa de los derechos de las armas de los propietarios de tierras. La bancada agraria de Brasil aumentó su representación Congreso en las elecciones generales de este mes gracias a una ola de pensamiento conservador.

En cambio, Lula y su Partido de los Trabajadores (PT) tienen vínculos con el Movimiento de los Sin Tierra (MST), que han avivado las tensiones con los productores agropecuarios. Así, 97% de los 126,8 millones de reales (23 millones de euros) en fondos de campaña de Lula proceden de la financiación pública de su partido en función de su número de representantes en la Cámara Baja del Congreso.

.
Fondo newsletter