«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
'Desprecia a la militancia e insulta sus principios'

Pastrana recrimina la alianza del Partido Conservador con Petro

El expresidente colombiano Andrés Pastrana. Twitter

A mediados de esta semana el Partido Conservador de Colombia asumió la decisión de declararse “partido de Gobierno” frente a Gustavo Petro, por cuanto se estima que, al menos en las primeras de cambio, no hará oposición al nuevo Ejecutivo de extrema izquierda del país sudamericano.

En Twitter señaló que “Luego de una amplia deliberación del Directorio Nacional y la Bancada Parlamentaria, determinó declararse Partido de Gobierno, preservando y salvaguardando los principios que fundamentan el espíritu conservador”.

Al tiempo que recalcaron que “El Partido Conservador no abandonará con esta decisión, la defensa de sus líneas azules: propiedad privada, la libre empresa, la Familia, el Estado social de Derecho, la Fuerza Pública, la libertad de expresión y el modelo económico que ha mantenido históricamente”.

Sin embargo, la decisión ha sido duramente criticada por uno de sus dirigentes históricos, el expresidente colombiano Andrés Pastrana, quien dejó entrever que la “mermelada” (como suele denominarse en Colombia al financiamiento y favores políticos otorgados discrecionalmente desde el Estado) había permeado dentro de las filas de la formación.

Pastrana señaló además que “No hubo un voto conservador que avalara la manguala de Petro y su extrema izquierda con las organizaciones criminales del narcotráfico. La corrupta alianza con Petro de los parlamentarios conservadores desprecia a la militancia del partido e insulta sus principios”.

La orientación que ha tomado el partido de centroderecha colombiano ya venía siendo repudiada por sus dirigentes históricos, como se evidenció a finales de junio pasado con el caso de Omar Yepes Álzate, quien fungía como director de la formación y decidió abandonar el cargo ante lo que ya se avizoraba como la intención de la formación de cohonestar el Gobierno de Petro.

En aquella oportunidad Yepes Álzate fue muy enfático en recalcar que su posición era la de llevar a los conservadores a hacer oposición abierta al nuevo Ejecutivo, en función de que la “filosofía izquierdista” de Petro imposibilitaba cualquier alianza del partido azul con su administración.

“Lamentable decisión del Directorio Nacional Conservador de declararse partido de gobierno. Ese no es el lugar del conservatismo. El partido es un partido de derecha y no debe plegarse a la izquierda. No creo que la militancia lo acepte. Se prefirió ser vagón en vez de locomotora”, remachó el exdirector conservador al conocer la decisión de la formación de oficializar su apoyo a Petro esta semana.

El Partido Conservador tiene una representación importante en el Congreso Colombiano, por lo que su decisión le suma 25 representantes en la Cámara y 15 senadores a la coalición parlamentaria que suscribirá las iniciativas del mandatario izquierdista.  

De forma paradójica, recientemente la otra formación política centenaria de Colombia -y que por décadas antagonizó con los conservadores-, el Partido Liberal, también resolvió declararse “partido de Gobierno” ante Petro, adicionándole otras importantes bancadas a un jefe de Estado que apenas ha arribado a su primer mes en el poder. Los liberales cuentan actualmente con 32 escaños en la Cámara y 14 en el Senado.

.
Fondo newsletter