«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
habían ocupado el centro

Piden la comparecencia del primer ministro de Perú por la detención de 200 personas en la Universidad de San Marcos

Protestas en Perú. Europa Press
Protestas en Perú. Europa Press

La congresista peruana Flor Pablo ha solicitado formalmente la comparecencia del primer ministro, Alberto Otárola; del ministro del Interior, Vicente Romero, y la rectora de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), Jeri Ramón, por la entrada de más de 400 policías el sábado en el recinto universitario donde detuvieron a más de 200 manifestantes.

«Lo ocurrido hoy en San Marcos es incaceptable. Sin presencia de la Fiscalía, tratar a estudiantes, ciudadanos y defensores de Derechos Humanos como delincuentes, tirados en el piso y golpeados es un abuso. Ministro del Interior y rectora de la UNMSM deben dar explicaciones», ha apuntado Pablo en un mensaje publicado en Twitter.

Por ello Pablo ha presentado una moción para que para que Otárola «rinda cuentas ante el Congreso» y un oficio solicitando a la Comisión de Educación que cite a la rectora de la UNMSM en la próxima sesión ordinaria.

Unos 400 policías antidisturbios apoyados por fuerzas especiales irrumpieron el sábado con tanquestas tumbando una de las puertas de acceso a la Universidad de San Marcos y detuvieron a más de 200 personas que se habían encerrado dentro del centro.

En el lugar estaban alojadas desde el miércoles y con permiso para pasar una noche delegaciones de manifestantes llegados desde distintas partes de Perú para participar en la denominada Toma de Lima en el marco de las protestas contra la presidenta Dina Boluarte, elegida tras la destitución de Pedro Castillo.

El Ministerio del Interior ha explicado en un comunicado que la operación es la respuesta a una denuncia presentada por un representante de la universidad por la presencia de un grupo de 300 personas que entraron en el campus de forma ilegal y violenta y que agredieron a los trabajadores de seguridad y los expulsaron.

La Fiscalía ha informado del envío de fiscales a estas dependencias para legalizar los arrestos y ha confirmado la detención de al menos tres personas por delitos de terrorismo.

TEMAS |
.
Fondo newsletter