'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Maduro llama a las armas ‘no tradicionales’ para reprimir a los opositores

El dictador venezolano, Nicolás Maduro

El presidente venezolano, que ya señaló que lo que no logre con los votos, lo logrará con las armas, amenaza a los opositores.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha acusado a la Fiscalía de ser cómplice de la «insurgencia armada» que ha vivido el país desde que empezara la ola de protestas contra su Gobierno el pasado 1 de abril para pedir la restitución de la institucionalidad, la liberación de los presos políticos y la apertura de una vía para que ingresen en el país ingresen alimentos y medicamentos.

Maduro ha hecho estas declaraciones en un acto televisado para conmemorar los 80 años de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), el cuerpo de policía militarizada que reprime a los opositores, horas después de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente.

Según el gobernante, la Constituyente servirá para «que haya justicia» y se cure una «herida social» de la que, afirmó, forma parte «la complicidad del Ministerio Público con la insurgencia armada, la protección que la Fiscalía le ha dado a los violentos durante tres meses o más».

La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, se ha convertido en los últimos meses en una de las voces más vehementes contra Maduro dentro de las instituciones del Estado, y ha sido acusada de «traidora» desde el oficialismo. «Hablemos claro frente al país, si aquí hubiera habido una Fiscalía que actuara apegado a la justicia y con valentía hace mucho tiempo que esos (…) criminales estuvieran capturados, castigados y encarcelados», dijo Maduro, que ya ha adelantado que la Constituyente podría intervenir y tomar el control del Ministerio Público.

Al igual que el Parlamento, de mayoría opositora, Ortega ha denunciado la Constituyente como un «fraude», y ha alertado de que este órgano plenipotenciario activado por Maduro para reordenar el Estado, es un instrumento del Gobierno para instaurar «un sistema personalista y totalitario».

Maduro dijo en alusión a las protestas opositoras que Venezuela se enfrenta a «una insurgencia armada», y que las Fuerzas Armadas «tienen que prepararse en métodos de combate no tradicional, respetando la Constitución, para enfrentar a estos grupos armados, buscarlos, capturarlos y que haya justicia».

Maduro ya señaló que lo que no logre con los votos, lo logrará con las armas. «Si Venezuela fuera sumida en el caos y la violencia y fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate. ¡Nosotros jamás nos rendiríamos! ¡Lo que no se pudo con los votos, lo haríamos con las armas, liberaríamos nuestra patria con las armas!», expresó en un acto en Caracas el pasado mes de junio.

El «tirano» había declarado antes que la Constituyente empezará a trabajar el sábado en la puesta en marcha de una comisión de la verdad y la justicia que establezca responsabilidades por unos hechos violentos en las marchas antigubernamentales de los que responsabiliza a los líderes de la oposición.

Al menos 121 personas han muerto en enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes, víctimas de hechos violentos relacionados con esta ola de protestas.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter