«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Un caza ruso intercepta un avión espía norteamericano cerca de su frontera

Un caza ruso Su-30 ha interceptado un avión espía norteamericano P-8A Poseidon sobre el Mar Negro cuando se aproximaba a toda velocidad a la frontera rusa.

El caza se limitó a maniobrar cerca del avión norteamericano, que reaccionó a su aparición diendo la vuelta, en una maniobra que las autoridades navales estadounidenses han calificado de «interceptación insegura», al pasar volando a solo 15 metros de la aerovane interceptada.
El Su-30 había despegado precisamente después de que se detectara al P-8A acercándose a gran velocidad y, naturalmente, el portavoz del Mando Norteamericano en Europa, Juan Martínez, aseguró que el avión norteamericano «realizaba una operación de rutina en el espacio aéreo internacional».
Naturalmente, aunque se ven pocos aviones de reconocimiento rusos en el espacio aéreo internacional dirigiéndose a gran velocidad hacia, digamos, los cielos de Florida.
Un incidente, al fin, sin importancia. Salvo, naturalmente, que la Tercera Guerra Mundial podría empezar con un incidente así.
Es cierto que el Su-30 es un caza muy maniobrable y que sus pilotos están entrenados para estas misiones de interceptación y escolta, pero 15 metros a esa velocidad justifican el calificativo de insegura, y las probabilidades de un accidente mortal aumentan proporcionalmente al número de encuentros.
Y no es el primero. En mayo, un caza ruso pasó a solo 6 metros de un P-8A, también sobre el Mar Negro, aunque en aquella ocasión la Armada norteamericana calificó el encuentro de «seguro». Un mes después, el EUCOM con sede en Stuttgart hizo públicas unas fotos espectaculares de un caza ruso pasando tan cerca de un avión norteamericano sobre el Báltico que podía apreciarse perfectamente al piloto. También en esta ocasión se calificó el incidente de «seguro».
El cerco norteamericano en torno a las fronteras de Rusia es cada día más férreo, aunque los medios, desconcertantemente, ofrezcan exactamente la versión contraria de un Moscú expansionista y agresivo. Pero solo hay que echar un rápido un vistazo al mapa de las bases norteamericanas y de las maniobras internacionales -una de las más importantes, en la frontera rusa con las repúblicas bálticas en la que participan tropas españolas- basta para despejar cualquier duda.
Esa situación multiplica las posibilidades de un incidente serio que desencadene un conflicto mayor entre ambas potencias nucleares, por no hablar de los conflictos ‘calientes’ en los que intervienen abierta o indirectamente americanos y rusos, como Siria y Ucrania.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter