«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El diálogo en Venezuela, en suspenso por la ausencia de mediadores

El diálogo entre el Gobierno de Venezuela y su oposición continúa en «suspenso» después de que el antichavismo afirmara que Caracas no ha invitado aún a los cancilleres de los países garantes, por lo que la fecha estaría supeditada a la disponibilidad en la agenda de los diplomáticos.
El parlamentario Luis Florido, negociador en este proceso por parte de la oposición, informó de que no tendrá lugar la reunión prevista para este miércoles en República Dominicana, debido a que «hasta la fecha» no se ha invitado a los cancilleres.
«¿Qué es lo que hemos visto? Que no se ha invitado a los cancilleres hasta la fecha; por tanto no se puede producir el proceso de negociación internacional hasta tanto no se invite, evidentemente, a los cancilleres», dijo el diputado a periodistas desde la sede de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento).
Florido destacó que un proceso de «negociación internacional» requiere de la presencia de los Estados que estén implicados en ella, y que sin eso no será posible.
«Estamos buscando una fecha de agenda donde todos puedan concurrir de manera que el proceso inicie con buen pie y termine con buen pie», agregó Florido.
El diputado, que también es presidente de la comisión de política exterior de la Cámara, adelantó que una vez se instale la mesa de conversaciones con la presencia de los cancilleres «será un proceso corto, quizá de dos o tres días a lo sumo», aunque no ofreció mayores detalles.
El pasado jueves, Florido, en nombre de la alianza de partidos antichavistas Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y acompañado por el jefe del Parlamento, Julio Borges, informó al país de que la oposición estaba «lista» para retomar un proceso de negociación «serio» con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.
Este diálogo, agregó, debe ser un proceso de «negociación internacional» con la presencia de países garantes como Chile, Paraguay y México -escogidos por ellos- y Bolivia y Nicaragua a petición del Gobierno.
Dos días después, la oposición declaró «en suspenso» este proceso al no haber aprobado el Gobierno la presencia de los cancilleres de estos países, que la oposición exigía para garantizar el cumplimiento de los posibles acuerdos que se logren en esa mesa.
Por su parte, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, acusó hoy ante diplomáticos de la Unión Europea a los antichavistas de no haber querido acudir a las conversaciones.
Entretanto la unidad de la oposición -ya resquebrajada tras las elecciones regionales del pasado 15 de octubre- se acentuó este martes después de que 13 diputados abandonaran la coalición opositora MUD para formar una nueva fracción parlamentaria que rechaza el diálogo.
En este grupo parlamentario estarán los dos legisladores que tienen en el Parlamento el movimiento Vente Venezuela de la exdiputada María Corina Machado y el partido Alianza Bravo Pueblo (ABP), del alcalde caraqueño privado de libertad Antonio Ledezma.
Así lo anunció el jefe de las filas de ABP, Richard Blanco, quien liderará este recién creado grupo.
Blanco señaló que diputados de otras formaciones de la MUD completarán el grupo, y afirmó que esta nueva fracción «no aceptará pactos de ningún tipo, diálogos, negociaciones ni acuerdos con este régimen que se hagan a espaldas del pueblo».
Por otra parte, el Parlamento -de mayoría opositora- criticó hoy la falta de propuestas del Gobierno a los tenedores de bonos del Estado para acometer la refinanciación de la deuda externa que el país necesita para evitar consumar una suspensión de pagos, que ya fue declarada por Standard & Poor’s.
El diputado Rafael Guzmán calificó de «fiasco» el encuentro de ayer del Gobierno con los bonistas al que, según dijo, no asistieron ni siquiera el 20 % de los acreedores del Estado y donde no se les presentó «un plan» de refinanciación.
Según fuentes cercanas a tenedores de deuda venezolana contactadas por Efe, los representantes del Gobierno se limitaron a culpar a las sanciones financieras de Estados Unidos de los problemas de acceso al dinero, además de pedir a sus acreedores colaboración para acabar con esas sanciones.
Guzmán criticó que tuvieran «el tupé (el descaro) de insinuarle a los tenedores que ellos hicieran el lobby frente al Departamento del Tesoro para que les levantaran las sanciones y así ellos poder pagar tranquilos».
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter