«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Trump señala a Rusia y China como potenciales amenazas para EEUU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump

Trump ha abundado en la necesidad de reconocer ‘los errores del pasado para colocar a Estados Unidos en el lugar que merece’


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha presentado este lunes la estrategia de seguridad nacional de su país para el año 2018. Una estrategia que, tal y como ha aseverado el republicano en el Centro Ronald Reagan de Washington, pretende priorizar los intereses de EEUU en el mundo (poner a América primero) y señala a Rusia y China como ‘poderosos rivales’ que podrían tornarse en amenazas en un futuro próximo.
Durante la presentación de la nueva estrategia de seguridad nacional – documento en el que se definen las líneas maestras de la política norteamericana en Seguridad y Defensa –, Trump ha abundado en la necesidad de reconocer ‘los errores del pasado para colocar a Estados Unidos en el lugar que merece’, así como ha enfatizado en el carácter indispensable ‘proteger la patria’.
En este sentido, el presidente estadounidense ha reflexionado sobre el mandato que le dio el pueblo el pasado 8 de noviembre de 2016, cuando se impuso a Hillary Clinton en los comicios generales. ‘Ustedes hablaron alto y claro. El 8 de noviembre votaron para hacer que Estados Unidos sea grandioso nuevamente. Aceptaron un nuevo liderazgo y nuevas estrategias, y también una nueva y gloriosa esperanza’, ha apuntado Trump con afán de dotar de legitimidad su propósito tornar a EEUU grande otra vez.
Asimismo, el mandatario norteamericano se ha referido a la necesidad de que un Estado proteja sus fronteras: ‘Nos defenderemos a nosotros mismos y a nuestro país como nunca lo hicimos (…) Una nación sin fronteras no es una nación, una nación que no protege la prosperidad en el país no puede proteger sus intereses en el extranjero, una nación que no está preparada para ganar una guerra es una nación que no puede prevenir una guerra’.

China y Rusia, principales amenazas

Como ya hemos señalado, la estrategia de seguridad nacional para 2018 señala a Rusia y a China como potenciales amenazas para los intereses norteamericanos en el exterior. Un hecho que, antes de la alocución de Trump en el Centro Ronald Reagan, se afanó en explicar un funcionario de la Casa Blanca ante los medios de comunicación: ‘La estrategia se refiere a China como un competidor estratégico (…) China está efectivamente en el dominio político, económico, militar e informativo de maneras que probablemente no sean replicadas por nuestros otros competidores’.
Ello no significa, en cualquier caso, que Estados Unidos rechace el diálogo y la cooperación con China. Al contrario, éstos son fundamentales para que el país asiático no devenga en enemigo. ‘Sabemos que necesitamos a China para continuar trabajando con ella en la cuestión de Corea del Norte. No es excluyente. Estamos trabajando para cooperar al mismo tiempo que reconocemos que también existe competencia’.
Una de las cuestiones que más enfado ha provocado en el progresismo estadounidense es que no se mencione el cambio climático en el nuevo documento de seguridad nacional, como sí ocurría en los anteriores. De esta manera, durante su alocución en el Centro Ronald Reagan, Trump se ha jactado de haber impulsado la salida de EEUU del ‘muy caro e injusto acuerdo climático de París’.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter