«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Los conflictos de Ucrania y Gaza, y las tensiones con China y Corea del Norte AUGURAN UN REARME GENERAL

El gasto militar en el mundo creció un 9% en 2023

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, y la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, en la Conferencia de Seguridad de Munich. Europa Press

El gasto militar experimentó en 2023 un auge global, y seguirá esta tendencia en el presente 2024.

En concreto, aumentó un 9% el pasado año respecto a 2022, hasta alcanzar la cifra récord de 2,2 billones de dólares, según datos publicados por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos en el contexto de la celebración de la Conferencia de Seguridad de Munich.

El rearme concierne tanto armamento convencional como nuclear. El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, aportó en esta Conferencia información sobre la nueva arma nuclear en la que, según Washington, Rusia trabaja. «Se trata de un desarrollo que le permitiría colocar una cabeza atómica en el espacio, algo prohibido por el vigente tratado internacional sobre ese dominio, y que le permitiría provocar una disrupción brutal de todos los servicios vinculados a los satélites», detalla El País.

El incremento del gasto en defensa se ha acelerado después de la invasión de Ucrania. En 2014, los aliados europeos de la OTAN gastaron 235.000 millones de dólares, un 1,47% del PIB. En 2023, la cifra ascendió a 347.000, equivalentes a un 1,85% del PIB. Para 2024 se esperan 380.000 y un 2%, respectivamente, según datos publicados por la Alianza Atlántica.

En esta misma línea se pronunció en Múnich la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que anunció la presentación en tres semanas de una nueva estrategia industrial de Defensa y su intención de nombrar un comisario de Defensa si obtiene un nuevo mandato en su cargo. «La amenaza rusa es real. Por ello, la defensa y la disuasión deben ser creíbles», añadió el canciller alemán, Olaf Scholz.

Precisamente Alemania es una de las naciones europeas que más ha aumentado su gasto en defensa. En los últimos dos años el gasto en defensa ha rondado los 60.000 millones de euros, un 1,57% del PIB.

Por su parte, la región de Asia-Pacífico también está impulsando el gasto en Defensa. China promueve una constante mejora y ampliación de sus capacidades militares, lo que ha provocado que otros países de la zona, como Japón o Australia, sigan la misma línea de refuerzo.

«La retórica y las acciones de Corea del Norte, que recientemente ha eliminado de su Constitución el tradicional objetivo de una reunificación pacífica de la península, representan otro factor que espolea el gasto, al empujar al Sur, una importante economía, a mantenerse en elevadísimo estado de alerta», cuenta el citado diario.

Y un escenario similar afronta Oriente Próximo, en medio de los ataques de los terroristas de Hamás y la defensa de Israel.

+ en
.
Fondo newsletter