«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
DE MANERA UNÁNIME

El Partido Laborista confirma a Chris Hipkins como nuevo primer ministro de Nueva Zelanda

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, junto a su sucesor al frente del país austral, Chris Hipkins. Europa Press

El Partido Laborista de Nueva Zelanda ha confirmado a Chris Hipkins como nuevo primer ministro del país oceánico tras la celebración de la votación formal celebrada este domingo. Hipkins ha recibido el apoyo unánime de los 64 diputados de su partido y podrá jurar su cargo de forma oficial el próximo 25 de enero para suceder así a la todavía primera ministra Jacinda Ardern.

«Asumo este cargo en un momento difícil para los neozelandeses», ha afirmado Hipkins en una rueda de prensa en Wellington tras la votación de su partido. «El Covid-19 y la pandemia mundial crearon una crisis sanitaria, y ahora han creado una económica, y ahí es donde se centrará mi gobierno», ha agregado.

«Nos centraremos en el presente y en las cuestiones básicas que preocupan a la gente», ha afirmado el líder laborista. «Sé que la gente está preocupada por pagar la factura de la compra y la hipoteca. Quiero que sepan que estamos de su lado«, ha señalado Hipkins en declaraciones recogidas por el diario ‘The Guardian’.

Además, Chris Hipkins ha mencionado a su compañera Ardern, cuyo liderazgo ha definido como una «inspiración para mujeres y niñas de todo el mundo» y ha condenado los ataques sufridos por la primera ministra.

«También ha sido (su mandato) un recordatorio de que nos queda mucho camino por recorrer para garantizar que las mujeres en puestos de liderazgo reciban el mismo respeto que sus homólogos masculinos«, ha afirmado.

«La forma en que se ha tratado a Jacinda, en particular por parte de algunos segmentos de nuestra sociedad -y son una pequeña minoría-, ha sido totalmente detestable«, ha subrayado Hipkins. Además, el que será el nuevo primer ministro ha apelado de forma tajante a la «responsabilidad de alzar la voz» que tienen los hombres para denunciar este tipo de situaciones.

Ardem fue una de las líderes políticas que aplicó medidas más draconianas para afrontar el coronavirus, convirtiendo su país en algo parecido a una cárcel. No en vano, mantuvo las fronteras de la isla cerradas durante más de dos años.

TEMAS |
+ en

ESPAÑA

.
Fondo newsletter