'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Estados Unidos rechaza el referéndum de independencia kurdo

El plebiscito, impulsado por el líder político Massoud Barzani, no está recibiendo el apoyo internacional deseable. Así, Estados Unidos, por ejemplo, ha mostrado su rechazo a la autodeterminación kurda

En teoría, este domingo los kurdos iraquíes votarán en referéndum para decidir si permanecen en Iraq o si, por el contrario, constituyen una nación independiente. En cualquier caso, el plebiscito, impulsado por el líder político Massoud Barzani, no está recibiendo el apoyo internacional que sería deseable. Así, Estados Unidos, por ejemplo, ha mostrado su rechazo a la autodeterminación kurda y se ha manifestado proclive a una suerte de salida pactada entre las autoridades de ambas partes.

De esta manera, Washington, a través de un comunicado emitido por el Departamento de Estado, ha impelido a los líderes peshmergas a entablar un diálogo sosegado con el Gobierno de Iraq, que, desde hace unos años, es en su mayoría chií. ‘Todos los vecinos de Iraq, y virtualmente toda la comunidad internacional, se oponen a este referéndum. Estados Unidos urge a los líderes del Kurdistán iraquí a aceptar la alternativa: un diálogo serio y sostenido con el Gobierno central’.

En el documento difundido al conjunto de la opinión pública, Washington, que mantiene una buena sintonía con el Gobierno iraquí, ha advertido de cuáles serían las consecuencias de un rechazo de las negociaciones por parte de las autoridades kurdas: ‘De llevarse a cabo el referéndum, es altamente improbable que haya negociaciones con Bagdad y quedará anulada la oferta internacional de apoyo a las negociaciones’.

En esta línea, Estados Unidos ha señalado que la mera convocatoria del plebiscito ha entrañado ya ‘efectos negativos’ para la lucha contra el Estado Islámico en la zona, así como que su hipotética celebración conllevaría ‘altos costes para todos los iraquíes, también para los kurdos’.

Otro de los puntos más conflictivos del referéndum es el hecho de que su celebración esté también prevista en zonas en disputa entre kurdos y el Gobierno de Iraq. Este hecho, de acuerdo con Estados Unidos, ‘eleva las tensiones’ y ‘otros grupos extremistas están tratando de explotarlo’. ‘La situación en las zonas de litigio y sus fronteras debe resolverse mediante el diálogo, de conformidad con la Constitución, no mediante la acción unilateral o la fuerza’, reza el comunicado del Gobierno norteamericano.

¿Unanimidad respecto al referéndum entre los kurdos?

Ya se ha señalado que, en el ámbito internacional, el referéndum kurdo no cuenta con excesivos apoyos. Sin embargo, ¿sucede los mismo entre la población del Kurdistán iraquí? Evidentemente, no. Existe una mayoría social que secunda la celebración de un nuevo plebiscito (el último tuvo lugar en 2005) y que percibe éste como una recompensa para los años de lucha por la autonomía política.

En cualquier caso, otro sector de la población kurda, el más joven, se siente incómodo; se debate entre las ganas de aprovechar la oportunidad que el referéndum supone y en la desconfianza que le suscitan las autoridades políticas que lo han impulsado. Otrosí, egregios líderes de opinión, periodistas y activistas, tal y como recoge un artículo publicado en Foreign Affairs, se han opuesto públicamente al plebiscito, así como ciertos partidos políticos han permanecido silentes respecto a él

En general, la población kurda se muestra proclive al referéndum, mas es recelosa con las autoridades que lo han convocado.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter