«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
el partido busca ahora «restaurar la confianza pública»

Los fiscales registran las oficinas del partido gobernante de Japón por el escándalo de fondos

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida. Europa Press.

Los fiscales han registrado este martes las oficinas de dos importantes facciones del gobernante Partido Liberal Democrático (PLD) por un escándalo de fondos que ya provocó la dimisión en masa de decenas de miembros, incluidos varios ministros, en lo que supone un nuevo golpe a la Administración de Fumio Kishida.

El equipo especial de investigación de la Fiscalía del Distrito de Tokio ha iniciado búsquedas en la facción más grande del PLD, que estuvo encabezada por el ex primer ministro Shinzo Abe, y otra encabezada por el ex secretario general Toshihiro Nikai.

Tras las redadas, Kishida ha señalado que «el partido debe trabajar con un fuerte sentido de crisis para restaurar la confianza pública» y ha expresado su intención de que los ministros pertenecientes a dichas facciones continúen en sus cargos para que «continúen cumpliendo con sus responsabilidades».

Cuando se le preguntó si la presencia de Ryuji Koizumi, miembro de la facción Nikai, como ministro de Justicia, planteaba dudas sobre la neutralidad de la investigación, ha declarado que «la investigación debe llevarse a cabo estrictamente».

Las prácticas del Partido Liberal Democrático están en tela de juicio después de que su principal facción no declarase parte del dinero recaudado (unos 10 millones de yenes, más de 63.000 euros), un escándalo que ha complicado la imagen de todo el Ejecutivo y también la del propio Kishida.

La Fiscalía también tiene abiertas sus propias investigaciones y la popularidad del Gobierno está ya en mínimos. El nivel de respaldo social ha caído cinco puntos en un mes y se sitúa ya en un mínimo histórico de la legislatura del 16 por ciento. El dato supone además el mínimo desde que el histórico Partido Liberal Democrático (PLD) recuperara el poder, en 2012 y supone un porcentaje inusualmente bajo incluso para el tradicional desencanto japonés con sus autoridades.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter