«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Los nuevos acuerdos entre viejos amigos: Europa, España y Japón

En la actualidad, me dedico a la investigación en el Instituto Nakasone, aunque
pertenezco al Ministerio de Asuntos Exteriores. Como diplomático, mi principal
lengua extranjera es el español y afortunadamente tuve la oportunidad de poder
estudiar durante dos años en Zaragoza. Por lo tanto, me satisface poder escribir
sobre las relaciones entre Japón y España.

Se trata de una amistad que se remonta más de 400 años. Concretamente en 1615
una delegación japonesa encabezada por Hasekura Tsunenaga, con rumbo al
Vaticano, pasó por España. Algunos miembros de la delegación se quedaron
prendidos por la vida en Coria del Río y se integraron de tal forma que hoy en día
sus descendientes, más de 600 personas con el apellido “Japón”, viven todavía en
este municipio andaluz.


Otro nexo que nos une es, sin duda, la amistad entre las Familias Real e Imperial.
Sin ir más lejos, el pasado octubre SS.MM. los Reyes de España participaron en la
ceremonia de entronización de los nuevos Emperadores de Japón en Tokio.

Hasta compartimos la memoria de una fecha trágica, el 11 de marzo. Me refiero al
atentado terrorista en la estación de Atocha en 2004, y 7 años después, el mismo
día, el Gran Terremoto y Tsunami azotó la costa este del país.

Afortunadamente, hoy en día podemos hablar también de un avance significativo en
la relación entre la Unión Europea y Japón que con los recientes acuerdos se han
convertido en “global partner”. Esto ha sido posible porque comparten valores y
principios fundamentales que les permiten mantener una postura común a cerca de
numerosas cuestiones. De esta forma, pueden colaborar estrechamente en áreas
como economía, lucha contra el terrorismo, ciberseguridad, energía, o cambio
climático, y tener una visión común en asuntos regionales como Asia del Este,
Oriente medio y Norte de África.

Los nuevos acuerdos entre la UE y Japón, el EPA (Acuerdo de Asociación
Económica) y el SPA (Acuerdo de Asociación Estratégica), se firmaron en Tokio el 17
de julio de 2018. El Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, en su discurso de
septiembre de 2019 en Bruselas, se refirió a los dos Acuerdos como “documentos
históricos” y “en tándem”, lo que supuso un hito en la relación amistosa y estratégica
entre la UE y Japón.

En cuanto al EPA, sin entrar en cuenta detallada de cifras, la UE y Japón
conjuntamente ocupan el 28% del PIB y 37% del comercio mundial, según datos del
Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón, y por tanto, constituyen la mayor zona
económica de comercio abierto del mundo. El EPA promueve el crecimiento
económico de ambas partes con el incremento del comercio e inversión, más
empleo y competitividad más fuerte. El EPA cubre todas las áreas importantes, como
la inversión, movimiento de personas, propiedad intelectual, política de
competitividad, entre otras, y se puede decir que es un acuerdo de alta calidad. Con
EPA, la UE y Japón muestran al mundo un modelo prototipo de libre comercio.

Voy a indicar algunos ejemplos típicos sobre el impacto del EPA desde el punto de vista comercial, si bien, es verdad que El EPA cubre no solamente el comercio. Para
el consumidor, siempre es mejor poder comprar productos importados al precio más
económico. Pues bien, el mismo día 1 de febrero de 2019 cuando el Acuerdo entró
en vigor ya era noticia la reducción de precios de los vinos y quesos importados de
Europa. Además, el EPA es una evidencia de la estrecha relación económica entre
ambas partes, y si bien el proceso de negociación que comenzó el 2011 fue
complicado, nadie duda hoy en día de lo significativo y profundo de este acuerdo.

La importancia del EPA atañe no sólo al ámbito económico sino también al político
aunque se designe como “Asociación Económica”. El EPA será un modelo del nuevo
orden económico del siglo XXI, que contiene provisiones de comercio electrónico,
propiedad intelectual, indicaciones geográficas entre otras. El EPA envía al mundo
un formidable mensaje de anti-proteccionismo y deseo de promover el libre comercio
y por supuesto, que Japón y EU son socios estratégicos.

Un indicador de la especial relación entre UE y Japón lo constituye la gran
variedad de expresiones que contiene el texto de SPA, como “strategic partner”,
“close ties”, “like-minded global partner”, “overall partnership”. Además, el SPA se
refiere a valores compartidos y principios comunes, como son democracia, estado
de derecho y protección de los derechos humanos. Por el momento, el SPA se aplica
de forma provisional, porque todavía no lo han ratificado todos los países miembros
de la UE. Se desea, no obstante, concluir cuanto antes, todos los trámites. Resulta
significativo que mediante el SPA, la UE y Japón han construido los cimientos de una
cooperación profunda a largo plazo. El SPA promueve la cooperación en asuntos de
interés mutuo incluidas las cuestiones globales, que recoge el texto del SPA, a
saber, prevención de desastres, ciencia y tecnología, turismo, educación, deporte,
entre otras. El acuerdo SPA permite a la UE y a Japón liderar juntos la paz y la
prosperidad de la comunidad internacional.

La expresión “compartir valores” es más que un mero enunciado formal. Es un
requisito indispensable para la acción conjunta de enfrentarse a los desafíos
globales, mantener y promover el orden internacional fundamentándose en reglas y
normas. Compartir valores resulta un instrumento indispensable para alcanzar
soluciones sin necesidad de enfrentarse a grandes divergencias de pensamiento y
disputas entre las partes implicadas. Por ejemplo, hubo un momento en el que el
Grupo de los Siete, G7, llegó a ser G8, pero cuando consideraron que alguno de los
países miembros ya no compartía los valores fundamentales del Grupo, resultó muy
natural excluirla del mismo.

Me he referido brevemente a estos nuevos acuerdos y termino con grandes
expectativas de que nuestra relación de viejos amigos sea mucho más estrecha en
el futuro.

 

Articulo realizado por el Profesor Ken Hashiba Investigador del Instituto Nakasone en Japón.

 

 

TEMAS |
.
Fondo newsletter