'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.
Socio-Director de Eurogroup Human Resources.Orgulloso de colaborar con Intereconomía desde abril de 2012."""

Ver la biografía

Socio-Director de Eurogroup Human Resources.Orgulloso de colaborar con Intereconomía desde abril de 2012."""

17 veces no al pacto de izquierdas C´S – PSOE

26 de febrero de 2016

¿Quién, supuestamente, engañó al Rey Felipe VI?

¿El Sr. Mariano Rajoy, que rechazó someterse en primera instancia al debate de investidura presidencial porque previamente fue rechazado en 17 ocasiones por parte de Pedro Sánchez y, por tanto, no tenía ninguna posibilidad de sumar apoyos a tal efecto?     

¿El Sr. Pedro Sánchez, que traicionando a España, y al objeto de ser investido presidente a cualquier precio, intentó pactar con Podemos? Aunque Sánchez, chantajeado y humillado por esta formación bolivariana, neocomunista y financiada por Irán y Venezuela, finalmente ha girado su estrategia un poco menos hacia la izquierda para pactar con Albert Rivera, su socio natural.

¿Quiénes han incumplido, incluso antes de gobernar, sus promesas electorales?

¿El Sr. Rivera, que prometió que Ciudadanos solo apoyaría a la lista más votada e, igualmente, garantizó que no investiría, apoyándolos con los escaños de Ciudadanos, ni al Sr. Sánchez ni al Sr. Rajoy?

¿El Sr. Sánchez, que prometió que no pactaría con Ciudadanos, partido al que segmentó erróneamente en el espectro político de centro derecha, tanto en cuanto se trata de una formación de perfil socialista?

¿El Sr. Pablo Iglesias, que prometió que Podemos no pactaría con la casta? Aún así, Podemos ha intentado conformar con el PSOE un pacto de gobierno nacional, siguiendo la línea de acuerdos gubernamentales llevada a cabo por ambas formaciones e iniciada tras las pasadas elecciones autonómicas y municipales, que ha permitido a este partido enemigo de España gobernar en Madrid y Barcelona.  

¿Quién ha traicionado a sus votantes en mayor medida desde el 20-D?

¿El Sr. Rivera, que pidió el voto para Ciudadanos a los electores dotados con un perfil de centro derecha en las pasadas elecciones nacionales para posteriormente apoyar un pacto de izquierdas junto al PSOE?   

¿Quiénes engañarían a los españoles en el supuesto caso de gobernar nuestra gran nación?

¿El Sr. Sánchez y el Sr. Rivera, en el caso que el marketiniano, publicitario y preelectoral pacto que han firmado los dos partidos que anti lideran se consolidara? Máxime y teniendo en cuenta que los gobiernos precedentes y protagonizados por el PSOE han finalizado siempre en forma de corrupción política institucionalizada, quiebra económica, desempleo estructural…

Recordemos que Ciudadanos lleva sujetando, mediante su apoyo al PSOE de Andalucía y desde las últimas elecciones autonómicas, al régimen más corrupto de Europa, por tanto, ya existe un precedente respecto a esta coalición.

Y tampoco olvidemos que en el pacto de investidura que han firmado estos dos partidos no se hace  referencia a la abolición de los acuerdos  suscritos entre  PSOE y  Podemos, actualmente vigentes en  varios ayuntamientos y CC.AA.

En base a lo anterior, si el Sr. Rajoy decidiera delegar sus responsabilidades gerenciales en otro dirigente del PP, tal como demandan determinados medios de comunicación y parte de la sociedad española, también deberían dimitir de sus cargos tanto el Sr. Sánchez como el Sr. Rivera.

Ciertamente, casi ningún votante de centro derecha o la derecha española está conforme con el modelo de gestión que implementó el Gobierno del PP en la pasada legislatura y, por tanto, tampoco lo está con la estrategia política, social y económica adoptada por el ejecutivo del Sr. Rajoy.

En este sentido, el Partido Popular necesita desarrollar un proceso de renovación democrática a nivel interno y, paralelamente, redefinir corporativamente su base ideológica, social, etc. Y, evidentemente, el PP también  debe regenerarse y reinventarse institucionalmente al objeto de eliminar todo vestigio de corrupción.   

El gobierno de coalición debe protagonizarlo el partido ganador de las elecciones.  

No obstante y deseando que se produzca esta reestructuración del PP a todos los niveles, los españoles de bien solicitamos al Sr. Rajoy que responda 17 veces no al Sr. Sánchez y al Sr. Rivera, cuando ambos soliciten la abstención (o el apoyo a modo de comparsa) del PP para que desgobierne España la nueva izquierda del PSOE-Ciutadans.    

Porque considerando el antidemocrático espectáculo sociopolítico que está ofreciendo Podemos y sus filiales, y todo ello unido al dantesco acuerdo llevado a cabo por los socialistas Rivera & Sánchez, la mejor opción político-gerencial para España es la relativa a que el Gobierno de nuestro país lo protagonice el partido que ha ganado las elecciones.

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter