'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.
Alejo Vidal-Quadras - (Barcelona, 1945), Doctor en Ciencias Físicas y Catedrático de Física Atómica y Nuclear, desarrolló entre 1968 y 1989 una fecunda trayectoria en los campos de su especialidad: la Física de las Radiaciones, la Radioactividad Ambiental y la Radioprotección. Ha ejercido su labor investigadora y docente en la Universidad de Barcelona, en la Universidad Autónoma de Barcelona, en el Centre de Recherches Nucléaires de Estrasburgo y en el University College de Dublín. Ha sido Senador en representación del Parlamento de Cataluña y presidente de la comisión de Educación y Cultura del Senado entre otras responsabilidades institucionales. Fue presidente del Partido Popular de Cataluña durante el período 1991-1996 y candidato a la presidencia de la Generalitat en 1992 y 1995. En su etapa al frente del partido, el PP triplicó sus escaños en la Cámara catalana, así como el número de concejalías en Cataluña. Vidal-Quadras fue Diputado del Parlamento Europeo y Vicepresidente de dicha Cámara de 1999 a 2014, donde fue asimismo miembro particularmente activo de la Comisión de Industria, Energía e Investigación. En abril de 2008 recibió la Orden nacional francesa de la Legión de Honor en la categoría de Oficial, por su decisiva labor legislativa en el campo de la energía. Entre sus libros podemos citar Cuestión de fondo (1993), En el fragor del bien y del mal (1997), Amarás a tu tribu (1998), y La Constitución traicionada (2006). Es colaborador habitual del grupo Intereconomía.@VidalQuadras"""

Ver la biografía

Alejo Vidal-Quadras - (Barcelona, 1945), Doctor en Ciencias Físicas y Catedrático de Física Atómica y Nuclear, desarrolló entre 1968 y 1989 una fecunda trayectoria en los campos de su especialidad: la Física de las Radiaciones, la Radioactividad Ambiental y la Radioprotección. Ha ejercido su labor investigadora y docente en la Universidad de Barcelona, en la Universidad Autónoma de Barcelona, en el Centre de Recherches Nucléaires de Estrasburgo y en el University College de Dublín. Ha sido Senador en representación del Parlamento de Cataluña y presidente de la comisión de Educación y Cultura del Senado entre otras responsabilidades institucionales. Fue presidente del Partido Popular de Cataluña durante el período 1991-1996 y candidato a la presidencia de la Generalitat en 1992 y 1995. En su etapa al frente del partido, el PP triplicó sus escaños en la Cámara catalana, así como el número de concejalías en Cataluña. Vidal-Quadras fue Diputado del Parlamento Europeo y Vicepresidente de dicha Cámara de 1999 a 2014, donde fue asimismo miembro particularmente activo de la Comisión de Industria, Energía e Investigación. En abril de 2008 recibió la Orden nacional francesa de la Legión de Honor en la categoría de Oficial, por su decisiva labor legislativa en el campo de la energía. Entre sus libros podemos citar Cuestión de fondo (1993), En el fragor del bien y del mal (1997), Amarás a tu tribu (1998), y La Constitución traicionada (2006). Es colaborador habitual del grupo Intereconomía.@VidalQuadras"""

Adaptación a la catástrofe

10 de septiembre de 2014

Artur Mas ha advertido a los catalanes que la independencia tiene un precio a la vez que vaticinaba que los factores de la economía se adaptarán a una Cataluña separada de España. Estas dos observaciones del heredero del Muy Imputable representan una curiosa lógica que pone de relieve los extraños mecanismos que rigen el funcionamiento de un cerebro nacionalista. Los seres humanos sensatos que tienden a actuar racionalmente buscan lo que les beneficia e intentan evitar lo que les perjudica, y en concordancia con estos sanos propósitos toman sus decisiones y orientan sus acciones. Un nacionalista identitario no hace eso, sino que primero se fija una meta absurda, peligrosa y destructiva y a continuación conduce su estrategia y determina su actuación en función de este fin deletéreo. Mas no analiza los pros y los contras de la secesión de manera objetiva para seguidamente marcar una trayectoria, como haría un homo sapiens normal. Postula dogmáticamente que Cataluña ha de disponer de un Estado propio desgajado de España sin que le importen las consecuencias, por nefastas que sean.

La salida de la Unión Europea y de la zona euro, la pérdida de la condición de miembro de la OTAN, de la OCDE, del Consejo de Europa y de Naciones Unidas, la fuga masiva de capitales, la estampida de decenas de miles de ciudadanos -obviamente los más preparados, los más emprendedores y los más creativos- hacia otras regiones de la península o hacia otros países, el incremento brutal del desempleo, la incapacidad de sostener los servicios públicos y de pagar las pensiones, el desgarro interno de la sociedad del Principado y demás desgracias que se abatirán sobre una Cataluña arrancada de su matriz histórica, jurídica, cultural, comercial y política, no hacen mella alguna en la pétrea obsesión del Presidente de la Generalitat por dejar de ser español. Este tipo de comportamiento incomprensible y de desconexión con la realidad es típico de un neurótico que, dominado por su visión patológica del mundo, pierde contacto con las cosas tangibles y comprobables y se arroja a un volcán ardiendo impulsado por una mente trastornada.

Unos medios de comunicación públicos férreamente controlados acompañados de otros privados generosamente subvencionados, un sistema educativo fanatizado y una sociedad civil colonizada por el clientelismo, han hecho que semejante disparate sea aceptado por millones de catalanes, privados del elemental instinto de supervivencia que les permitiría reaccionar y salvarse del desastre que les amenaza. La Diada se transforma así en la Fiesta de la Demencia, en la que una muchedumbre frenética de orates se dispone con entusiasmo a la hecatombe. El despertar de esta pesadilla será muy amargo y entre las ruinas materiales y espirituales de lo que era una Comunidad próspera, moderna y civilizada estallará un llanto de arrepentimiento tardío. Las generaciones futuras se harán cruces e intentarán infructuosamente comprender las razones de tal suicidio colectivo.

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter