«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Actor. Cine, teatro y televisión. Fue diputado en el Congreso de los Diputados y jefe de grupo en las Cortes Valencianas. Actualmente trabaja en 7NN. Dirige y presenta 'ConToni' los sábados por la noche.

Biografía

Actor. Cine, teatro y televisión. Fue diputado en el Congreso de los Diputados y jefe de grupo en las Cortes Valencianas. Actualmente trabaja en 7NN. Dirige y presenta 'ConToni' los sábados por la noche.

Con Rivera no y con Txapote sí

16 de julio de 2023

Que los golfos apandadores, la tríada Junqueras, Rufián y Otegi, sean un reclamo para el voto es un oscuro misterio que nos retrata como sociedad. El video de los tres no tiene desperdicio. Con tono simpático, y muy arregladitos los tres, hablando en español. Junqueras dice que se presentan «unidos al senado para luchar por la democracia junto a todos los demócratas del mundo». Ahí es nada. Es curioso, porque los miras y la palabra «demócrata» es de las últimas cosas que te vienen a la cabeza. Rufián, con camisa a rallas —verticales—-, y un corte de pelo degradado como el de su amigo Iglesias, dice que el PSOE no hace, «se le obliga a hacer». Entonces cierra Otegi. Siempre cierra el más importante, el que más fuerza tiene; el matón, en este caso. «Vamos a parar a las derechas, si está en nuestra mano, las derechas no estarán en ningún sitio gobernando». Este tipo de proclamas suenan siempre especialmente siniestras en boca de esta gentuza. Sabemos de lo que son, de lo que fueron capaces. Provocaron muerte, extorsión y exilio.

En el debate B también deslizaban ciertas precisiones. Rufián cuenta que obligaron a Sánchez a indultar a los presos y que «era eso o gobernar con Rivera». Se agradece la claridad. Con Rivera no. Con los golpistas sí. También sale a dar lecciones uno de los representantes de los proetarras en el congreso. Oskar Matute dice que él estaba en contra de ese tiro en la nuca. Es un caso de estudio. Estás en contra del terrorismo y te metes en un partido de terroristas.

Bildu ve indigno que se use el lema «que te vote Txapote» para criticar a Sánchez. Es una muestra de insensibilidad hacia las víctimas, añaden. Impresionante. La miseria moral.

Zapatero se une a la denuncia. Le parece grave que Feijóo no condenara esa frase.

Que aquellos que han pactado con el partido que lleva terroristas a las instituciones pidan las sales por el uso de ese lema es alucinante. De un cinismo brutal. Echenique siempre aporta sobriedad al debate: «Cuando lo gritas, quedas como un nazi». También dice que humillas a las víctimas y acaba con que algo así te retrata como un «subnormal». Creí que esa palabra ya no se podía usar. Supongo que, como sucede en otros casos, sólo un discapacitado puede hacerlo. Es increíble cómo les fastidia el lema. Porque les retrata. Y por lo efectivo que es.

María San Gil me confesaba en un programa de televisión que le parecía bien, que era un slogan perfecto. Que daba en el clavo. «Esto es. Ni marketing, ni asesores de imagen». Me lo decía justo después de contarme cómo vivió el asesinato de Gregorio Ordóñez, que desayunaba con ella en el momento en el que el pistolero de ETA le descerrajó un tiro. María sólo recuerda que se vio de pronto corriendo detrás del asesino que tropezó al salir a la calle.

Esto es lo que hay. Con Rivera no y con Txapote sí. El partido de los golpistas y el del terrorismo sacan pecho por todo lo que arrancaron a Sánchez, el presidente que les blanqueó y nos los ha metido hasta en la sopa.

Hay que votar. Sudando, en chanclas, haciendo los kilometros que haga falta. Votemos.

.
Fondo newsletter