PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Venezolana. Periodista de profesión, comunicadora de oficio y activista de las mejores causas por vocación. Fue columnista, conductora de programas de radio televisión en su país de origen. Actualmente se ha consolidado como una 'youtuber' de gran alcance en “El canal de Nitu” y “Plomovisión 24: horas de opinión”. Es consultora internacional de comunicación organizacional. Combatiente por la libertad e inclemente investigadora en busca de la verdad.
Ver biografía
Ocultar biografía
Venezolana. Periodista de profesión, comunicadora de oficio y activista de las mejores causas por vocación. Fue columnista, conductora de programas de radio televisión en su país de origen. Actualmente se ha consolidado como una 'youtuber' de gran alcance en “El canal de Nitu” y “Plomovisión 24: horas de opinión”. Es consultora internacional de comunicación organizacional. Combatiente por la libertad e inclemente investigadora en busca de la verdad.

El fracaso del Interinato

El pasado viernes 1 de octubre, entrevisté al Dr. Humberto Calderón Berti, un venezolano capaz e íntegro, geólogo y experto petrolero quien ha desempeñado diversos cargos importantes desde diputado del extinto Congreso Nacional hasta ministro de Energía y Minas, Canciller y más recientemente, embajador del Gobierno Interino en Colombia.

Solicité la entrevista a raíz del escándalo suscitado por el mal manejo de la empresa Monómeros Colombo Venezolanos S.A., la cual, como es sabido, fue recientemente intervenida por la Superintendencia de Sociedades de la nación neogranadina. 

En el encuentro, Calderón Berti reafirmó su denuncia de hace un poco mas de dos años cuando ya alertaba sobre la politización exagerada de la empresa. Hoy, mantiene su denuncia: “las cuotas de partidos, de los 4 partidos que forman parte del G4 ha sido la mano tenebrosa e inconveniente que ha arrojado los resultados conocidos de Monómeros». La empresa, recalca, ha sido intervenida porque ha sido manejada por el Interinato como una “rapiña”, en la cual los partidos Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo, buscaban contratos descaradamente para beneficio propio.

El exembajador califica de muy grave el asunto, tanto que, solicita la intervención de la fiscalía general de Colombia para que todos los que ejercieron cargos directivos en Monómeros sean llamados uno a uno a declarar para esclarecer lo ocurrido.

Aseguró además que ese tipo de manejo partidista también permeó en otras empresas venezolanas en el exterior, entre ellas, CITGO y en PDVSA Holding.

Las apreciaciones de Calderón no son individuales, sino que corresponden al sentir de millones de venezolanos

El entrevistado no ocultó su molestia con el comportamiento de los funcionarios del Interinato que “tuvieron una oportunidad de oro” para mostrar a los venezolanos un manejo distinto de las finanzas públicas, pero que finalmente habían resultado igual que los chavistas, pese a que muchos de ellos provenían de buena cuna. 

Calderón Berti fue particularmente incisivo con Leopoldo López, a quien responsabilizó de muchos de los fracasos del Interinato: “¿Quién inventó el cuento de que se iba a producir un alzamiento en Venezuela si pasaban los camiones cargados de alimento? Leopoldo López. ¿Quién inventó los diálogos de Oslo? Leopoldo López. ¿Quién inventó los diálogos de Barbados? Leopoldo López. ¿Quién inventó lo del 30 de abril, el conato de alzamiento? Leopoldo López. ¿Quién inventó la Operación Gedeón? Leopoldo López. ¿Por qué no le han puesto un parado a eso?”, preguntó.

Las apreciaciones de Calderón no son individuales, sino que corresponden al sentir de millones de venezolanos que consideran al Interinato como un gran fracaso, pero no porque sus dirigentes se equivocaron, sino porque estaban inmersos en la corrupción junto con el chavismo. Siempre fueron aliados, pues.

¿Y quiénes fueron las principales víctimas de esta gran estafa? Calderón responde: “los más pobres, porque les falta el bocado, porque les falta la luz, porque les falta el agua, porque les faltan las cosas básicas para vivir”.

Podría concluirse que, si cae el interinato de Guaidó, caerá la columna principal que sostiene a Maduro

Hay que reconocer que muchos venezolanos de bien denunciaron la corrupción del Interinato, pero tales denuncias cayeron en saco roto, primero, porque el Interinato cuenta con una legión de plumas pagadas que lo defiende; y segundo, porque había un chantaje, según el cual denunciar al gobierno de Guaidó significaba favorecer a Maduro. 

Analizándolo retrospectivamente, se trataba de dos falsas opciones que además compartían intereses y corruptelas. Podría decirse que Maduro sigue en el poder, pese al enorme rechazo nacional e internacional que experimenta, por la complicidad de la falsa oposición.

Basados en esta premisa, podría concluirse que, si cae el interinato de Guaidó, caerá la columna principal que sostiene a Maduro. Solo falta un empujón final, y ese es la conformación de una nueva plataforma opositora, conformada por venezolanos íntegros -que los hay- que llenen el actual vacío de poder.

Deja una respuesta