'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ver la biografía

Te engañan

18 de octubre de 2016

Te engañan, venden una carita de perro abandonado, un pobre gatito sucio y sin nadie que le ponga un plato de leche y atacan a tu corazón para que pienses lo mal que lo pasaría tu pobre mascota en esa situación. Gente de buen corazón que solamente quiere hacer el bien. Buenas personas defendiendo a los pobres animales de las garras de las malvadas personas que les hacen daño. Almas caritativas carentes de maldad, ¿cómo no les voy a apoyar, cómo no voy a ayudarles en esa batalla tan noble?. Pero de pronto le desean la muerte a un niño enfermo de cáncer, simplemente por querer ser torero, le desean la muerte a la viuda de un torero, le desean la muerte a cualquiera que no piense como ellos. En ese momento te das cuenta de que te han engañado.

Te engañan, tocan tu corazón porque eres mujer y sientes que el mundo lleva siglos oprimiéndote y que es el momento de que todas juntas os apoyéis para que el machismo acabe y la igualdad de oportunidades sea una realidad. Ni una sola mujer maltratada, ningún grupo de presión sobre los derechos de la mujer y condena absoluta a cualquier acto de violencia verbal o física sobre una mujer. Pero te das cuenta de que te engañan cuando a la mujer de un torero le desean la muerte por amar la profesión de su marido, a unas chicas las apalean por llevar la bandera de España en Barcelona o a las novias de unos guardias civiles les dan patadas y puñetazos simplemente por ser sus compañeras. Te engañan, porque ningún colectivo feminista sale a defenderlas, ¿por qué?, porque no son de izquierdas.

Te engañan, logran llamar tu atención para que participes en la defensa de los niños, los más necesitados, esos pobres niños que se mueren de hambre en España, que no pueden acceder a la escuela y que a duras penas podrán llegar a ser algo en la vida. Te movilizas para que abran los comedores en verano, para que se cambien las leyes, para que los que gobiernan se vayan y lleguen los que quieren hacer algo por los pobres niños. Pero llegan al poder y ya no aparecen esas estadísticas, ya no hay niños desnutridos ni en riesgo de pobreza, de pronto la sociedad es feliz, los niños están alimentados y podrán hacer su carrera sin problemas. Todo en unos meses, y ahí te das cuenta de que te han engañado.

Te engañan, los pelos de punta cuando piensas que te podría pasar a ti y que ya es hora de que alguien pare los desahucios, no puede ser que tanta gente se quede en la calle de buenas a primeras, por culpa de los malvados capitalistas. ¡Movilízate! no te quedes en casa, sal a defender sus derechos y desde hoy lucha para que todo esto acabe. Apoya a los que terminarán con esa lacra, vamos, vótales y todo terminará, lo han prometido. Pero cuando llegan no cambian nada, solamente dejan de hacer ruido, los desahucios no paran, para el ruido y si, entonces, te das cuenta de que te han engañado. 

Te engañan, colectivos profesionales que arrastran al pueblo a defender sus derechos porque eso influirá en la calidad y tendremos mejor educación y mejor sanidad. Profesionales que solamente quieren lo mejor para nosotros y que por eso salen a la calle, por eso tenemos que ir con ellos, ¡vayamos!. Todos juntos defendiendo servicios públicos de calidad, nada cambia, todo sigue, pero ahora los que movían esas masas callan, ahora pareciera que nada está en peligro, ahora nada ha cambiado pero todo ha cambiado, ya no hay masas. Ahora piensas y te das cuenta de que te han engañado. 

Te engañan, sales, te engañan, te cuentan, te engañan, hablan, te engañan, lees, te engañan, escuchas, te engañan, no siempre, pero a veces, te engañan, no quieres, pero te engañan, aprendes, pero te engañan, te enfadas y aún así, te engañan. 

Te engañan, ¿hasta cuándo?.

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter