«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.
Es licenciado en periodismo; doctor en Economía Aplicada y BA (Hons) en la Universidad de Essex (Reino Unido). Dedicado durante décadas al periodismo económico y de investigación trabajó para El País, Le Monde, Diario 16, Cambio 16, Le Soir, Avui, Radio Nacional de España y El Noticiero Universal. Fue el primer director de Intereconomía Televisión y también director editorial de Grupo Intereconomía. Entre otros premios obtuvo la Antena de Oro de la Televisión por Más se perdió en Cuba.

Biografía

Es licenciado en periodismo; doctor en Economía Aplicada y BA (Hons) en la Universidad de Essex (Reino Unido). Dedicado durante décadas al periodismo económico y de investigación trabajó para El País, Le Monde, Diario 16, Cambio 16, Le Soir, Avui, Radio Nacional de España y El Noticiero Universal. Fue el primer director de Intereconomía Televisión y también director editorial de Grupo Intereconomía. Entre otros premios obtuvo la Antena de Oro de la Televisión por Más se perdió en Cuba.

El fraude de ley monumental de Artur Mas

14 de octubre de 2014

Lo de Artur Mas es sencillamente de coña. Como no puede seguir con su “cacareado” decreto convocador de elecciones, ni con su Ley de Consultas, lo disfraza ahora de consulta popular, pero sin cambiar la pregunta, que -como saben- acaba inquiriendo al ciudadano sobre si Cataluña debe tener un estado propio. Y ¡Alehop! A votar el 9-N. Como advierte el propio Presidente catalán “es casi lo mismo”. Indudablemente es menos homologable, sobre todo internacionalmente, pero permite sacar las urnas, las papeletas  y decir, casi antes del escrutinio, que “los catalanes apoyan masivamente la independencia” que es lo que busca el “Astut” Mas.

Definitivamente, el Presidente  Mas nos toma por tontos. Está cometiendo  un fraude de ley clamoroso. Va a hacer el referéndum, quitando a la Generalitat de en medio. Sobre la base competencial de que la Generalitat puede hacer consultas, aunque no puede hacerlo para esas cuestiones.  Llevamos desde septiembre de 2012 con eso “derecho a decidir”, primero; la “soberanía” después y al final la “independencia” y Mas no ha entendido porqué la Generalitat no puede –sin vulnerar la Constitución- convocar a los ciudadanos catalanes a votar sui quieren separarse de España. Eso no figura en sus competencias, ni en las de ninguna otra Autonomía, por lo que establece el artículo 2 de la Constitución: que habla de la “indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”. ¿Qué es lo que Mas no entiende?

Es que no ve que el Constitucional lo que le impide es precisamente promover la votación de eso que corresponde únicamente al conjunto de los españoles. Basta de astucias, de trucos y de deslealtades. Se le ve el plumero.  Mas habla descarnadamente de producir unas elecciones autonómicas catalanas, siempre que él sea cabeza de lista (Moisés) dentro de una candidatura unitaria, plebiscitaria y que “truque” esas elecciones como si se tratase de un referéndum. ¿Perversión conceptual? ¿Sólo de lenguaje? Lo grotesco, lo infame de Mas es que a continuación revela “Eso es lo que le hace daño al Estado, “que es nuestro enemigo”.

En estos momentos el Fiscal General del Estado debería estar revisando si alguien que considera al Estado como “el principal enemigo” del pueblo de Cataluña, puede o no puede representar a ese Estado en Cataluña. Por el monumental fraude de ley con lo de mantener el 9-N con un retoque de maquillaje irrelevante, y por considerar “enemigo” al Estado y sus instituciones que juró respetar, el Gobierno debería instar a las instituciones del Estado para que despojaran a Mas de cualquier marco competencial.

Si quieren razones: porque ha traicionado al merco jurídico-institucional que le aupó al poder, si quieren sentimientos: porque conduce a los ciudadanos catalanes al abismo y  si, por último en algo les interesa mi opinión, pues porque ha enloquecido.

.
Fondo newsletter