PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Alfonso Ussía Muñoz-Seca. Madrid 1948 Escritor. Premios. Mariano de Cavia, González-Ruano, Jaime de Foxá y Baltasar Iban. Especial Ejército, Fundación Guardia Civil y FÍES de periodismo. 53 libros. Distinciones. Gran Cruz del Mérito Naval. Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo. Medalla de Oro de Madrid. Cruz de Plata de la Guardia Civil. Entre ABC, Tiempo, Época, y La Razón, más de 20.000 artículos. Pluma de Plata y Pluma de Oro.
Ver biografía
Ocultar biografía
Alfonso Ussía Muñoz-Seca. Madrid 1948 Escritor. Premios. Mariano de Cavia, González-Ruano, Jaime de Foxá y Baltasar Iban. Especial Ejército, Fundación Guardia Civil y FÍES de periodismo. 53 libros. Distinciones. Gran Cruz del Mérito Naval. Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo. Medalla de Oro de Madrid. Cruz de Plata de la Guardia Civil. Entre ABC, Tiempo, Época, y La Razón, más de 20.000 artículos. Pluma de Plata y Pluma de Oro.

Cencerra es el femenino de cencerro. Voz aceptada por la RAE. Y tanto el cencerro como la cencerra son  la campanillas toscas , hechas de cobre, que se atan en el prescuezo de las reses, por lo común bovinas, toros, vacas, bueyes y cabestros. En España, por el ruido arrítimico que producen sin ton ni son, el cencerro es sinónimo de pirado, loco, mochales y chalado. Mochales sirve para un demente del género masculino como del género femenino, en tanto que una mujer delirante puede estar pirada, loca o chalada sin problema semántico alguno. Extenso preámbulo para comentar la última chaladura de la ministra de Trabajo, la comunista Yolanda Díaz, la del garfio nasal y el odio en las entrañas, aunque le sonría a Garamendi.

España es la nación con más alta tasa de paro de la Unión Europea, y se entiende que la ministra de Trabajo se sienta preocupada por ello, aunque en el presente caso, el paro en España no le preocupe en exceso, porque como es sabido, conocido y demostrado históricamente, el buen comunista, y doña Yolanda lo es, lo que busca y consigue es la ruina de la economía y el establecimiento social del hambre. Eso que antes se llamaba la pobreza, y que ahora – la cursilería es su nueva estrategia-, es denominada  “carencia material severa”. 

Es lógico, como excelsa comunista, que confunda el patrimonio con el matrimonio, como bien han demostrado sus amigos Pablo Iglesias, Irene Montero y Mónica García

No. A doña Yolanda el paro no le preocupa. Le preocupa el concepto “Patria”. Y ha soltado la siguiente cencerrada: “ Me gustaría abandonar el  concepto Patria y trabajar la Matria”. Habrá que borrar la inscripción y lema de muchas unidades de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil: “Todo por la Patria”. A partir de ahora, “Todo por la Patria y la Matria” hasta que la Matria se quede sóla. En Francia tampoco estarán de acuerdo con ella, porque se ha cargado la letra de “La Marsellesa”. Los “enfants de la Patrie” pasarán a ser “enfants de la Matrie”. Pedazo de tonta.

De tal modo, que si confunde Patria con Matria –que no existe-, es lógico, como excelsa comunista, que confunda el patrimonio con el matrimonio, con bien han demostrado sus amigos Pablo Iglesias, Irene Montero y Mónica García, entre otros. A partir de ahora, sólo serán héroes los que mueran la Matria y no por la Patria. Por la Patria sólo trabajan, luchan y mueren los fascistas, que son todos aquellos ciudadanos que no son ni socialistas, ni comunistas, ni estalinistas, ni lenininistas, ni castristas, ni bolivarianos, ni separatistas ni terroristas

Que el concepto Patria sea lo que más preocupa a esta mostrenca que tenemos como ministra de Trabajo y vicepresidente del Gobierno, merece una sensata reflexión de todos los que se han arruinado y están inmersos en la antigua pobreza, hoy carencia material severa, y aún votan socialismo o comunismo. También ha dicho, y ahí cae en molesta contradicción, que “ lo más importante para enfrentar – creo que lo correcto hubiera sido “afrontar”-, los retos del siglo XXI, es construir la gran casa de los demócratas”. Todo oquedad, vacío, palabrería vana y cursilería. Y prosigue: “ Un proyecto común para fortalecer la democracia, cumplir los derechos humanos y aislar al partido del odio”.

Estoy de acuerdo con ella. Para fortalecer la democracia hay que cumplir los derechos humanos y aislar al partido del odio.

Es decir, aislar al comunismo, y si tiene lugar y sitio en el aislamiento, incluirle a ella. 

Cencerra.

                                        

Deja una respuesta