'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Alfonso Ussía Muñoz-Seca. Madrid 1948 Escritor. Premios. Mariano de Cavia, González-Ruano, Jaime de Foxá y Baltasar Iban. Especial Ejército, Fundación Guardia Civil y FÍES de periodismo. 53 libros. Distinciones. Gran Cruz del Mérito Naval. Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo. Medalla de Oro de Madrid. Cruz de Plata de la Guardia Civil. Entre ABC, Tiempo, Época, y La Razón, más de 20.000 artículos. Pluma de Plata y Pluma de Oro.

Ver la biografía

Alfonso Ussía Muñoz-Seca. Madrid 1948 Escritor. Premios. Mariano de Cavia, González-Ruano, Jaime de Foxá y Baltasar Iban. Especial Ejército, Fundación Guardia Civil y FÍES de periodismo. 53 libros. Distinciones. Gran Cruz del Mérito Naval. Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo. Medalla de Oro de Madrid. Cruz de Plata de la Guardia Civil. Entre ABC, Tiempo, Época, y La Razón, más de 20.000 artículos. Pluma de Plata y Pluma de Oro.

La descomposición

30 de mayo de 2021

Después de doce años de columnista de referencia de La Vanguardia, Pilar Rahola ha sido fulminada por Godó. Mandato político. Javier Cárdenas, una de las pocas voces libres y valientes que se mantenían en la planetaria Atresmedia, ha sido despedido. Cárdenas no tiene dudas al respecto. “Me lo habían advertido, que había presiones constantes de La Moncloa, y claro, la ingente cantidad de dinero que ha dado Sánchez a Atresmedia no lo ha dado gratis”. Mandato político. Vicente Vallés, a pesar de su amistad con Mauricio Casals, se halla a un paso de ser lanzado por la borda. Ante el placer de las subvenciones, las amistades personales pierden protagonismo. Mandato político. No escribo de mi caso en La Razón por no personalizar la infección que sufre la libertad. La independencia y el respeto a la crítica están en peligro de extinción en el apesebrado periodismo español.

Así, de golpe, Godó se ha apercibido con 12 años de retraso de que Pilar Rahola no es de fiar. La victoria de ERC sobre JxC de Puigdemont ha aconsejado a Godó plegarse ante los republicanos de Junqueras y Aragonés y cerrar el grifo al forajido de Waterloo, el ídolo de la insoportable Rahola. Las subvenciones vienen de ERC, y hay que estar a bien con el Gobierno de Aragonés porque el fugado ya no interesa ni influye en Cataluña. Y en Atresmedia, Cárdenas con su libertad, ponía en peligro el dinero que La Moncloa ha  regalado – y lo que queda pendiente de regalar-, a Antena 3, Onda Cero – también conocida por Onda Otero-, y la Sexta. Claro, que los regalos casi siempre exigen contraprestaciones. El antiperiodismo. La opinión libre silenciada. El negocio es el único objetivo. La senda ideológica, la de Silvio González, Bardají, Susana Griso, Julia Otero, Ferreras, Ana Pastor y Jordi Évole. Y de cuando en cuando, un permiso medido a Carlos Alsina para regañar un poquito. La Razón, el hermano pobre, no es otra cosa que la coartada. Y la coartada también ha sido subvencionada a cambio de guillotinar cabezas.

Con cuentagotas – siempre previo permiso-, se permite esporádicamente el lujo de la crítica disfrazado de opinión libre

Sánchez, repartiendo dinero a los medios de comunicación, ha conseguido el monopolio de la opinión y la propaganda. También lo hizo Soraya Sáenz de Santamaría en sus tiempos de presidente efectiva del Gobierno, pero no se atrevió a tanto. – Soraya, no entiendo que en “El País” y la SER me pongan a parir todos los días y a ti te elogien con entusiasmo-, le susurró una mañana Rajoy a su superiora. En La Razón, Soraya mandó una barbaridad durante el rajoyismo, y molestaban mucho las críticas a la trabajadora política de Valladolid. –Alfonso, por favor, “has de medirte” con más prudencia con Soraya, que nos ayuda mucho-, me aconsejaba una voz profunda. Jamás hice caso a la voz profunda, ni con Soraya, ni con Sánchez ni con Godó, y la voz profunda ganó y yo me quedé en la calle. Y he caído en la trampa de escribir de mi experiencia. Me figuro que casi todos los medios de comunicación impresos y digitales padecen en la actualidad la estrecha vigilancia de La Moncloa. Pero en algunos casos la libertad, agonizante, aún sobrevive. Casos que se cuentan con los dedos de una mano, y sobran dedos.  Pero no son los medios impresos los que preocupan al Gobierno. Sí las cadenas de televisión, las tertulias y las emisoras de radio. Casi todos los comunicadores influyentes están en la planicie superior de la boina. Y con cuentagotas – siempre previo permiso-, se permite esporádicamente el lujo de la crítica disfrazado de opinión libre. 

Cambiará el Gobierno y seguiremos igual. Los medios se adaptarán al nuevo poder, y el nuevo poder seguirá subvencionando a los medios. El viejo periodismo está en la UVI, y no hay luces ni destellos para la esperanza. Pero aún les queda trabajo para callar a los supervivientes. Mientras tanto, la avaricia empresarial se impone a la libertad. No me ha divertido nada escribir de esta tragedia.

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter