PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Alfonso Ussía Muñoz-Seca. Madrid 1948 Escritor. Premios. Mariano de Cavia, González-Ruano, Jaime de Foxá y Baltasar Iban. Especial Ejército, Fundación Guardia Civil y FÍES de periodismo. 53 libros. Distinciones. Gran Cruz del Mérito Naval. Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo. Medalla de Oro de Madrid. Cruz de Plata de la Guardia Civil. Entre ABC, Tiempo, Época, y La Razón, más de 20.000 artículos. Pluma de Plata y Pluma de Oro.
Ver biografía
Ocultar biografía
Alfonso Ussía Muñoz-Seca. Madrid 1948 Escritor. Premios. Mariano de Cavia, González-Ruano, Jaime de Foxá y Baltasar Iban. Especial Ejército, Fundación Guardia Civil y FÍES de periodismo. 53 libros. Distinciones. Gran Cruz del Mérito Naval. Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo. Medalla de Oro de Madrid. Cruz de Plata de la Guardia Civil. Entre ABC, Tiempo, Época, y La Razón, más de 20.000 artículos. Pluma de Plata y Pluma de Oro.

Sánchez es una calamidad para España. Pero su psicopatía se sostiene por su egocentrismo, su osadía, y por tanto, un cierto valor personal. Casado es vil. Un vil engañado por sus zurupetos. Tan incómodo se halla consigo mismo que a sabiendas de su limitada proyección social, mantenida principalmente por la Presidente y el Alcalde de Madrid, quiere dar una imagen de fortaleza que lo convierte en un mamarracho. Sus palabras, según dicen inspiradas por Aznar, el gran amigo de Pujol y de Javier Arzallus, durante la moción de censura de Vox contra Pedro Sánchez, muy pocos las entendieron. Vox no es un partido fascista, y mucho menos nazi. Hasta Jorge Verstrynge lo reconoció. Vox es un partido conservador, constitucional, monárquico, decente y de derechas. Lo que fue en su día el Partido Popular. Vox creció cuando fue recogiendo en los cubos de basura los principios y valores que había depositado el Partido Popular. Si aquello resultó inconcebible, lo de Ceuta supera el más alto nivel de la villanía y la mezquindad. 

Santiago Abascal ofreció su nuca al terrorismo de la ETA. Su firmeza le granjeó millones de simpatías, pero pocos votos. Hoy, digan lo que digan las encuestas, las simpatías son más consecuentes y los votos le llueven a chubasco fuerte, persistente y caudaloso.

Ignoro qué ha hecho Santiago Abascal para ser acusado, por el propio PP, de nazi. Santiago Abascal ofreció su nuca al terrorismo de la ETA. Su firmeza le granjeó millones de simpatías, pero pocos votos. Hoy, digan lo que digan las encuestas, las simpatías son más consecuentes y los votos le llueven a chubasco fuerte, persistente y caudaloso. Casado, que es un mediocre acobardado, en lugar de rodearse de los mejores, ha elegido la compañía de la vulgaridad. Y se siente mucho mejor del lado de Sánchez que del único partido político, con sus virtudes y defectos, que defiende a ultranza la vigencia de la Constitución, la unidad de España y la Corona. Lo de Ceuta es la consecuencia final de su vileza, de su solicitud de ayuda en posición de cuclillas, de su debilidad pasmosa.

En Ceuta venció Vox con holgura. Casi 12.000 votos frente a los 10.000 del PSOE y los casi 8.000 del PP. El PSOE, con el apoyo de los partidos islamistas y antiespañoles, se maneja a gusto en el parlamento caballa, en el parlamento ceutí. Los ganadores son frecuentemente insultados, despreciados y perseguidos. En una votación parlamentaria, Santiago Abascal, el líder del partido vencedor en la ciudad española, ha sido considerado “persona no grata” en Ceuta. Sus votantes, la mayoría simple de los ceutíes, son también personas no gratas. Han votado a favor de la ignominiosa perversidad del PSOE y los grupos islamistas que desean entregarla a Marruecos. Y el PP ha logrado su propósito con la cobardía de la abstención. 

Conozco poco a Casado, y algo más a Abascal. Santiago Abascal le saca, como hombre y como político, siete cabezas de altura al cobarde que hoy manda en el PP

Vamos a ver. No hay español que- por ahora-,  pueda sentirse señalado por una atrocidad de esta índole. Cuando el PP gobernaba Puertollano, se planteó la posibilidad de designarme “persona non grata” en Puertollano. Sólo porque dije mi verdad. Que Puertollano, como ciudad, es bastante fea. Cuando en el Puerto de Santa María se reinauguró su Teatro Principal, se enfrentaron dos opciones para bautizarlo. Los independientes propusieron el nombre de Pedro Muñoz-Seca, portuense, gran autor de teatro y asesinado por la canalla comunista y socialista en Paracuellos del Jarama. El PSOE, Izquierda Unida y ¡¡el PP! se decantaron por Rafael Alberti, extraordinario poeta, nefasto autor teatral y visitante asiduo de checas y prisiones comunistas. Ganaron los independientes. Los estercolados del PP quisieron darme explicaciones, y como es lógico, los mandé a pastar. Ese PP atemorizado, acomplejado y sumiso es el que ha inspirado sus vilezas.

Conozco poco a Casado, y algo más a Abascal. Santiago Abascal le saca, como hombre y como político, siete cabezas de altura al cobarde que hoy manda en el PP. No he oído de boca de Abascal nada que pueda interpretarse como ultraderecha o nazismo. Es, simplemente, un demócrata español que ama y cree en España.

Hoy le están lloviendo votos a Santiago Abascal mientras Teo lanza con maestría, lo mejor que hace, huesos de aceituna

Le recomiendo a Santiago Abascal que se presente en Ceuta cuanto antes. A ver si hay huevos socialistas o musulmanes. Y a Pablo Casado, que entregue las riendas de su importante partido a quienes lo han llevado a las alturas. Ayuso y en menor grado, Almeida. Ellos sí representan al PP. Y ellos jamás hubieran autorizado la vileza del débil.

Si el objetivo es Sánchez, Casado no puede ser su adversario. Como mucho, es un “sparring” de peso y pegada muy inferior. Un juguete del mentiroso y futuro golpista. Hoy le están lloviendo votos a Santiago Abascal mientras Teo lanza con maestría, lo mejor que hace, huesos de aceituna.

Deja una respuesta